Crisis económica reducirá remesas hasta un diez por ciento

Las naciones pobres de Europa y Asia central, África subsahariana y América Latina y el Caribe serán las más perjudicadas, según el informe del Banco Mundial

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, julio 14.— La cantidad de dinero que los inmigrantes de los países pobres envían a sus familias disminuirá entre siete y diez por ciento este año respecto de 2008, según el Banco Mundial.

Las naciones pobres de Europa y Asia central, África subsahariana y América Latina y el Caribe serán las más perjudicadas, señala un informe presentado el lunes, en la sesión inaugural de la Conferencia Internacional sobre Diáspora y Desarrollo —que concluyó este martes—, en la sede de esa institución financiera, en Washington, reportó IPS.

Sin embargo, se prevé que las remesas llegarán a su punto más bajo el año próximo. Deberían comenzar a recuperarse gradualmente en 2010, alcanzando 313 000 millones de dólares en todo el mundo para fin de ese año, o tres por ciento más que los 304 000 millones de dólares de la estimación actual.

Pero esa recuperación puede verse amenazada si la recesión se profundiza o prolonga, o si las divisas de los países anfitriones se devalúan sorpresivamente.

Además, ante el desempleo, los países anfitriones pueden imponer medidas más duras contra la inmigración, lo que dificultaría el ingreso de inmigrantes a esos países en busca de trabajo, o que los extranjeros que ya viven allí encuentren empleadores dispuestos a contratarlos o a mantenerlos en sus puestos.

«Casi todos los principales países de destino —Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia, Malasia, Rusia, Sudáfrica, Italia, España, India— han reducido sus cuotas anuales o elevado las condiciones para el ingreso de trabajadores inmigrantes», según la última edición del informe sobre migraciones y desarrollo del Banco.

«Hay un riesgo de que el creciente desempleo dispare más restricciones a la inmigración en los principales países de destino», dijo Hans Timmer, director del Grupo de Análisis de las Perspectivas de Desarrollo del Banco, quien agregó que «esas restricciones reducirán las remesas más de lo pronosticado, y enlentecerán la recuperación mundial del mismo modo que el proteccionismo comercial».

El informe se presentó en medio de una incertidumbre continua sobre la profundidad y duración de la crisis económica que estalló en septiembre, con el colapso de la firma de inversiones Lehman Brothers.

Actualmente el Banco pronostica una contracción de tres por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) mundial en 2009, la primera de este tipo en todo el mundo desde la Gran Depresión, posterior a la crisis de la Bolsa de Nueva York de 1929.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.