Marcha y huelga de resistencia popular contra golpistas en Honduras

La marcha, organizada por los movimientos opuestos al golpe, partirá de aldeas y comunidades. Su inicio coincidirá con un paro cívico estatal programado para el jueves y el viernes

Autor:

Juventud Rebelde

TEGUCIGALPA, agosto 4.— Líderes del Frente de Resistencia contra el golpe ratificaron el inicio este miércoles de una marcha nacional que tendrá dos destinos: San Pedro Sula y esta capital, mientras el presidente Manuel Zelaya continuaba una visita a México donde se entrevistaría con su anfitrión, el mandatario Felipe Calderón.

La marcha organizada por los movimientos opuestos al golpe partirá de aldeas y comunidades y debe concluir el miércoles siguiente. Su inicio coincidirá con un paro cívico estatal programado para el jueves y el viernes, y que coordinan las tres centrales sindicales, informó Israel Salinas, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores (FUTH), citado por PL.

También los maestros y profesores de todo el país acordaron mantenerse en huelga, en repudio a la represión y en defensa del orden constitucional. Precisamente, este martes se reportó que un ataque policial contra manifestantes en San Pedro Sula, el lunes, dejó unos 50 detenidos y más de 40 heridos.

El reporte del Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos dijo que la acción fue brutal, protagonizada por agentes del Comando de Operaciones Especiales (los conocidos Cobras, de triste recordación durante los años de la guerra sucia de EE.UU. en Centroamérica) y efectivos de la 105 Brigada, con sede en esa urbe.

Mientras, el titular de la OEA, José Miguel Insulza, comentaba la posibilidad de que una delegación de alto nivel de ese organismo viajara a Tegucigalpa el miércoles, en una labor que pretende convencer a los golpistas de aceptar el plan propuesto por el costarricense Oscar Arias.

Según TeleSur, precisamente el Congreso hondureño recibió el lunes un informe de una comisión de siete diputados, donde se recomienda atender la petición del mediador Arias de que se apruebe una amnistía general. Sin embargo, muchos en el movimiento popular argumentan que los crímenes cometidos por los golpistas no deberían quedar sin castigo.

Según la enviada de Telesur, también se estaría discutiendo la «posibilidad del retorno de los poderes del Estado», pero aún estaba confuso si la medida incluía el regreso del presidente Zelaya.

En declaraciones a la prensa a su llegada a México, el Presidente hondureño dijo el lunes que revertir el golpe es un reto para la comunidad internacional, y afirmó estar dispuesto a firmar el plan de Arias si implica su restitución en la presidencia.

Zelaya afirmó que coincide con la propuesta de que se forme un gobierno de unidad nacional con representación de varios sectores, y a conceder amnistías políticas, «pero no penales ni civiles de los delitos que se han cometido».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.