Europa debe exigir el fin del bloqueo contra Cuba

Maite Mola, miembro del Partido Comunista Español, conversa con JR sobre su país, la Unión Europea y la Isla

Autor:

Luis Luque Álvarez

El 23 de febrero de 1981, cuando el coronel Antonio Tejero entró armado al Congreso de los Diputados de España e intentó dar un golpe de Estado para restablecer el franquismo, Maite Mola estaba en un bar y lo vio todo por televisión. No demoró mucho: salió, compró provisiones y se refugió en casa de un amigo sin vínculos políticos. «Creía que vendrían por mí», expresa, al evocar ese momento en que muchos pensaron que el fascismo estaría de vuelta.

La anécdota nos la contó personalmente esta militante del Partido Comunista Español (PCE). Maite, quien imparte Matemáticas en una escuela secundaria en Navarra (norte de España), halla tiempo para representar a su formación en el Partido de la Izquierda Europea. Y claro, las relaciones entre la Unión Europea y Cuba son el primer tema.

«Para mejorar esos nexos —opina—, lo primero que tienen que hacer el Parlamento Europeo (PE) y la Comisión Europea (CE) es exigirle a EE.UU. el fin de ese bloqueo inexplicable. Es cierto que el PE ha presentado mociones de protesta, pero matizadas, pues siempre hay que hacer algo para contentar a los socialistas. Europa debe tomarse en serio este tema».

—Respecto a la Posición Común de la UE contra Cuba, de 1996, ¿cree que será eliminada en un futuro previsible?

—No creo que haya perspectivas reales de eso. Tú conoces el resultado de las elecciones al PE (el mayor ascenso de la derecha). Esto perjudica a Europa, y también los vínculos con toda Latinoamérica. Mira a Honduras: la postura europea de apoyar el Plan Arias —que yo no comparto— no está mal, pero ahora se apuesta por la solución de que el gobierno golpista sea el que prepare las elecciones.

«Es un ejemplo de lo que podemos esperar en años venideros. Por eso pienso que los avances en el tema de Cuba serán, sino imposibles, complicados».

—Su partido, el PCE, integra la coalición Izquierda Unida (IU). ¿Qué ha ocurrido, que IU solo cuenta hoy con dos diputados?

—Es mucho más espectacular la pérdida de diputados que de votos. En los comicios en que más nos votaron, tuvimos dos millones de votos; en las que menos, un millón. Pero en aquellos teníamos 18 diputados, y ahora solo dos. La ley electoral española es injusta, extravagante. Deberíamos contar con nueve diputados, y no solo con dos.

«La razón de la pérdida de votos, no obstante, es que IU ha estado haciendo una política prácticamente subsidiaria de la del Partido Socialista Obrero Español (en el gobierno). Si haces política propia, los votantes te castigan o te premian, pero si haces la misma del PSOE, la gente vota por los socialistas o no vota. Es el error fundamental.

«Lo que hace falta es que se vea que no somos el hermano menor de izquierdas del PSOE, sino una formación anticapitalista, antiimperialista. Ese es el reto».

—Por último, ¿cómo golpea la crisis a España?

—De una manera brutal. Es el país con más paro de la UE, y sigue aumentando. Economistas nada sospechosos de ser de izquierdas pronostican un 20 por ciento de paro dentro de unos meses. Hay cuatro millones y medio de desempleados, y 1,3 millones de familias en las que nadie cobra ningún tipo de subsidio. Y colas impresionantes en comedores donde dan de comer gratis.

«Esto ocurre en un país con una burbuja inmobiliaria, que empezó fundamentalmente en tiempos de José María Aznar (1996-2004). Ahora se detiene la construcción, que era lo que más había; se paran los negocios vinculados a ella, no se compran pisos, las empresas echan a la gente, y nadie les dice nada; ni el gobierno central ni los autonómicos controlan, y en fin, la situación en España es penosa.

«Pero también es verdad que no ocurren movilizaciones. Es curioso que en un país como Francia, que está mejor situado que España, haya habido dos huelgas generales, y en España solo hay movilizaciones puntuales. Los sindicatos no son capaces de lanzar una huelga general. No se está dando una respuesta a la terrible crisis social, moral y política que está viviendo el país».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.