Continúa represión a la resistencia en Tegucigalpa - Internacionales

Continúa represión a la resistencia en Tegucigalpa

El Tribunal Electoral y sectores del Congreso y el empresariado hondureño que han apoyado al gobierno de facto, cuestionaron el establecimiento del estado de sitio por parte de este

Autor:

Juventud Rebelde

TEGUCIGALPA, septiembre 30.— Reiterados actos de represión, la continuada movilización de la Resistencia, y nuevas aunque no claras voces que pidieron la derogación del estado de sitio, caracterizaron la jornada de este miércoles en Honduras, marcada por el asalto de los uniformados a la sede del Instituto Nacional Agrario, ocupado por campesinos en rechazo al golpe.

La acción militar se produjo a las cinco de la mañana, y los desalojados eran cerca de 60 personas, la mayoría de ellas de la tercera edad, y fueron detenidos.

El asalto fue justificado en atención a las garantías derogadas por el régimen, que cuestionaron el martes sectores del Congreso y del empresariado que, sin embargo, han estado apoyando el golpe, y a las que se sumó este miércoles el Tribunal Electoral, al pedir también a Roberto Micheletti el levantamiento de la emergencia.

Según dijo AP, el usurpador dejó entrever este miércoles que el decreto seguirá vigente por unos días, pero aclaró que lo que le interesa «es que no exista ninguna duda, ningún cuestionamiento» sobre las elecciones de noviembre, cuya realización bajo el régimen de facto será desconocida por casi toda la comunidad internacional.

Esa sería también la «preocupación» de políticos conservadores que criticaron la medida así como de los representantes de la oligarquía local, como el presidente de la Asociación de Industriales, Adolfo Facussé. AP dijo que una «propuesta» del empresariado sería que Zelaya reasuma el cargo para entregar el poder a las fuerzas armadas y a un consejo de ministros.

Tales revelaciones coinciden con la especulación sobre la posibilidad de un diálogo entre Zelaya y Micheletti, comentada por IPS a tenor de las afirmaciones del obispo Juan José Pineda, quien visitó la sede de la Embajada de Brasil el fin de semana.

En declaraciones al diario chileno La Segunda, Micheletti dijo ayer que estaba dispuesto a hacerse a un lado si era necesario, pero no a cancelar las elecciones. Según anunció, este jueves llegará a Honduras una avanzada de la OEA para preparar la visita de sus cancilleres, el día 7.

Mientras, desde Washington, la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, firme defensora del golpe, también dio a conocer que viajará a Tegucigalpa la semana próxima, «para hacerme una idea propia de la situación sobre el terreno, y del estado de los intereses estadounidenses en vista de la equivocada aproximación hacia (el derrocado mandatario Manuel) Zelaya, de Estados Unidos», declaró, según DPA.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.