Policía boliviana incautó 96 toneladas de marihuana y destruyó 30 fábricas de cocaína

Las plantaciones fueron detectadas gracias a un operativo de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN). Se destruyeron también 30 fábricas móviles de cocaína que empleaban el método colombiano

Autor:

Juventud Rebelde

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) encontró y destruyó dos hectáreas de cultivos que contenían 96 toneladas de marihuana en la localidad de Pucapilla del departamento de Cochabamba, destaca hoy el periódico boliviano Cambio.

El hallazgo fue realizado el pasado sábado en el marco del operativo denominado Llajtamasi, que movilizó a 150 efectivos de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar), dos unidades especializadas y personal del comando regional de la fuerza de lucha contra el narcotráfico.

El director de la FELCN en Cochabamba, teniente coronel Elvin Baptista, explicó al rotativo estatal que se llegó a las plantaciones por información de la propietaria de una vivienda rústica intervenida, donde se secuestraron 142 kilos de marihuana que estaban listos para ser trasladados en saquillos a algún lugar todavía no establecido. La mujer fue aprehendida.

«Los cultivos estaban hace por lo menos dos años en una zona bastante alejada de la localidad de Mizque. Hechos los cálculos, las dos hectáreas equivalen a 96.000 kilogramos de marihuana. Se destruyó toda la extensión de plantaciones», aseveró.

De acuerdo con Baptista, el operativo Llajtamasi fue realizado desde el pasado miércoles por la madrugada en el Valle Alto y el Cono Sur cochabambino, y tuvo también otros resultados positivos en el trabajo de interdicción.

La acción hizo posible también destruir 30 fábricas móviles de cocaína que empleaban el método colombiano. La investigación preliminar determinó que en cada una de esas instalaciones se producían por lo menos dos kilos diarios de droga. Los hallazgos permitieron el decomiso de varios kilos de sustancias controladas, pero la cantidad final podrá ser conocida recién en la presente jornada.

Las fábricas fueron encontradas con despliegues de efectivos en las zonas de Anzaldo, Matarani, Sacabamba, Calacay, Sacaba Alto, Mizque, Aiquile y otras de la provincia Esteban Arce.

«No hubo aprehendidos porque los ocupantes de las fábricas móviles suelen detectarnos a unos 1.500 metros y tienen tiempo para escapar. La característica principal de esas factorías es que están ubicadas en lugares bastante accidentados y los involucrados se suben a las lomas y los cerros», agregó la principal autoridad de la FELCN en Cochabamba.

Un efecto secundario que producen las operaciones de los fabricantes de droga en las zonas rurales es la contaminación de los lechos de agua con precursores químicos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.