Canciller Bruno Rodríguez conversó con el comisario europeo de Ayuda Humanitaria, Karel de Gucht

El Ministro cubano de Relaciones Exteriores sostuvo la disposición de Cuba para encontrar un marco de relación bilateral que sustituya a la actual Posición Común de la Unión Europea

Autor:

Luis Luque Álvarez

La disposición de Cuba a encontrar «un marco de relación bilateral que sustituya a la actual Posición Común (de la Unión Europea, de 1996), que es inaceptable para nuestro país», fue expresada ayer por el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, durante las conversaciones oficiales que sostuvo con el señor Karel de Gucht, comisario europeo para el Desarrollo y la Ayuda Humanitaria, en La Habana.

«Me complace el desarrollo positivo de las relaciones entre la Comisión Europea y Cuba en los últimos años, así como reconocer la contribución de los comisarios que nos han visitado previamente», añadió el Canciller cubano, en referencia al predecesor de De Gucht, el belga Louis Michel, y la austríaca Benita Ferrero Waldner, comisaria de Relaciones Exteriores. «Su visita —dijo Bruno a su interlocutor— hará ya una contribución importante».

Por su parte, el Comisario europeo, quien realiza su primera visita oficial a la Isla, agradeció la «cálida hospitalidad» recibida. «Espero —agregó— que en los próximos dos días tengamos discusiones fructíferas sobre nuestra cooperación, que se ha reanudado desde 2008, y podemos decir que ya ha rendido frutos. La Comisión Europea tiene proyectos para trabajar desde el año 2010, y espero que estas conversaciones puedan contribuir al proceso de normalización de los nexos entre la UE y su país».

Asimismo, De Gucht se dijo «sorprendido» por el avance del proceso de restauración de La Habana Vieja. «Ustedes han hecho un buen trabajo para devolverle su esplendor original a esta hermosa ciudad», subrayó.

Los progresos logrados en las relaciones de Cuba con la Comisión Europea ilustran la posibilidad de desarrollar los vínculos entre las partes, en tanto se observen los principios del respeto mutuo, la no injerencia en los asuntos internos y el no condicionamiento.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.