Asegura FAO que erradicar el hambre cuesta 44 mil millones de dólares

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reveló en la sede de la FAO que más de 17 mil niños van a morir de hambre hoy en el mundo. Lula y Bachelet denunciaron en Roma indiferencia ante hambruna

Autor:

Juventud Rebelde

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) afirmó hoy que se necesitan 44 mil millones de dólares para erradicar el hambre en el mundo, durante una Cumbre de Dignatarios en Roma, informa este lunes la agencia Prensa Latina.

En su discurso inaugural de la cita, el Director General de la FAO, Jacques Diouf, recalcó que la ayuda al desarrollo en ese monto debería concentrarse en inversiones en infraestructuras, tecnología y equipos.

Recordó que en la Cumbre del Grupo de los Ocho (G-8) de L Aquila, Italia, este año, se hizo la promesa de movilizar 20 mil millones de dólares en tres años para esos objetivos.

«Naturalmente, los países en vías de desarrollo requieren de mayores fondos de sus presupuestos para la agricultura, la generación de empleos y competir contra mercados que gozan de subsidios», puntualizó.

Reconoció en particular los esfuerzos conjuntos de la FAO con el Programa Mundial de Alimentos, representado aquí por su directora ejecutiva, Josette Sheeran, y por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, con su presidente Kanayo Nwanze a la cabeza.

Diouf reiteró que en la actualidad son más de mil millones la persona con hambruna en el orbe, 105 millones adicionales en relación con el pasado año. La producción debe elevarse en un 70 por ciento en el mundo y el doble en las naciones subdesarrolladas para poder llenar las expectativas de un aumento de la población a nueve mil 100 millones de habitantes en 2050, subrayó.

Anteriormente, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, estremeció al auditorio en la sede de la FAO al sentenciar que más de 17 mil niños van a morir de hambre hoy en el mundo.

Otro cable de PL refiere que los presidentes de Brasil, Luiz Inacio Lula, y de Chile, Michelle Bachelet, criticaron hoy en sendos discursos la indiferencia y apatía de ciertos Gobiernos ante la hambruna en el mundo.

Lula da Silva, al margen de la Cumbre sobre Seguridad Alimentaria que comenzó este lunes en Roma, fue condecorado por la ONG ActionAid en virtud de los notables progresos del gigante suramericano en el combate contra la malnutrición y la pobreza.

La experiencia de Brasil es la latinoamericana de lo que es posible y se puede hacer si por un momento recordamos que somos parte de un mismo planeta, destacó al agradecer el lauro.

En su discurso en el plenario del cónclave subrayó que la amenaza de un colapso financiero internacional fue provocada por la especulación irresponsable y por la omisión de los estados en la regulación y la fiscalización del sistema.

«Los líderes mundiales no han dudado en gastar cientos y cientos de billones de dólares para salvar la caída de los bancos. Con menos de la mitad de esos recursos, sería posible erradicar el hambre del mundo», enfatizó.

En el mismo sentido deploró que «muchos parecen haber perdido la capacidad de indignarse con un sufrimiento tan lejano de su realidad y experiencia de vida». Pero los que ignoran o niegan ese derecho, terminan por perder su propia humanidad, acotó Lula.

A su turno, Michelle Bachelet indicó que a diferencia de las funestas respuestas neoliberales frente a otras crisis, la hambruna no puede ser enfrentada «ajustando el cinturón de los más pobres».

«Será imposible resolver el problema del hambre sin no ponemos, de una vez por todas, el problema de la inequidad, al interior y entre los países, en el centro del debate mundial», puntualizó.

Al mismo tiempo fustigó el proteccionismo en particular en los mercados agrícolas y se pronunció por un acuerdo urgente en la Ronda de Doha de la Organización Mundial de Comercio.

En declaraciones a Prensa Latina, el jefe de la delegación cubana en la cita de Roma, Ulises Rosales del Toro, vicepresidente del Consejo de Ministros, destacó el hecho de que se acepte que los alimentos no deben emplearse como instrumentos de presión política.

Es una batalla que ha mantenido nuestro país a lo largo de los años y que en esta oportunidad se alcanza en la Cumbre de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), comentó.

«Además se reafirmó la importancia de la cooperación y la solidaridad, así como la necesidad de abstenerse de adoptar medidas unilaterales que no sean acordes con el derecho internacional y pongan en peligro la seguridad alimentaria», agregó.

Rosales del Toro, también ministro de Agricultura de Cuba, criticó la ausencia de las naciones más poderosas del mundo en ese encuentro, las cuales «ya parecen no tener la valentía de enfrentarse a los países en vías de desarrollo.

«Han perdido la forma de buscar justificaciones», indicó al referirse a las promesas incumplidas de ayuda para erradicar el hambre en la Tierra.

Por su parte, el viceministro cubano del Exterior Abelardo Moreno encomió el hecho de que apenas dos semanas después de que la Asamblea General de la ONU adoptara una resolución condenatoria del bloqueo contra la Isla, se aborde el tema aquí.

«Me parece que es un reconocimiento en un sector como el de los alimentos vital para el desarrollo de cualquier sociedad. Reconoce que el bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra nuestro país es ilegal», sentenció.

En torno a la validez de la Cumbre de la FAO, Moreno apuntó que el asunto no radica en descalificar la convocatoria, sino en la actitud de los ricos, «no sólo causantes de la situación actual, sino igualmente de la crisis financiera global».

Asimismo, el embajador cubano ante la FAO, Enrique Moret, recordó que en 2008 se hicieron compromisos de los más desarrollados por 22 mil millones dólares para ayuda alimentaria, de los cuales apenas se entregaron hasta ahora dos mil millones.

 

 

 

 

Asegura FAO que erradicar el hambre cuesta 44 mil millones de dólares

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reveló en la sede de la FAO que más de 17 mil niños van a morir de hambre hoy en el mundo. Lula y Bachelet denunciaron en Roma indiferencia ante hambruna

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) afirmó hoy que se necesitan 44 mil millones de dólares para erradicar el hambre en el mundo, durante una Cumbre de Dignatarios en Roma, informa este lunes la agencia Prensa Latina.

En su discurso inaugural de la cita, el Director General de la FAO, Jacques Diouf, recalcó que la ayuda al desarrollo en ese monto debería concentrarse en inversiones en infraestructuras, tecnología y equipos.

Recordó que en la Cumbre del Grupo de los Ocho (G-8) de L Aquila, Italia, este año, se hizo la promesa de movilizar 20 mil millones de dólares en tres años para esos objetivos.

«Naturalmente, los países en vías de desarrollo requieren de mayores fondos de sus presupuestos para la agricultura, la generación de empleos y competir contra mercados que gozan de subsidios», puntualizó.

Reconoció en particular los esfuerzos conjuntos de la FAO con el Programa Mundial de Alimentos, representado aquí por su directora ejecutiva, Josette Sheeran, y por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, con su presidente Kanayo Nwanze a la cabeza.

Diouf reiteró que en la actualidad son más de mil millones la persona con hambruna en el orbe, 105 millones adicionales en relación con el pasado año. La producción debe elevarse en un 70 por ciento en el mundo y el doble en las naciones subdesarrolladas para poder llenar las expectativas de un aumento de la población a nueve mil 100 millones de habitantes en 2050, subrayó.

Anteriormente, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, estremeció al auditorio en la sede de la FAO al sentenciar que más de 17 mil niños van a morir de hambre hoy en el mundo.

Otro cable de PL refiere que los presidentes de Brasil, Luiz Inacio Lula, y de Chile, Michelle Bachelet, criticaron hoy en sendos discursos la indiferencia y apatía de ciertos Gobiernos ante la hambruna en el mundo.

Lula da Silva, al margen de la Cumbre sobre Seguridad Alimentaria que comenzó este lunes en Roma, fue condecorado por la ONG ActionAid en virtud de los notables progresos del gigante suramericano en el combate contra la malnutrición y la pobreza.

La experiencia de Brasil es la latinoamericana de lo que es posible y se puede hacer si por un momento recordamos que somos parte de un mismo planeta, destacó al agradecer el lauro.

En su discurso en el plenario del cónclave subrayó que la amenaza de un colapso financiero internacional fue provocada por la especulación irresponsable y por la omisión de los estados en la regulación y la fiscalización del sistema.

«Los líderes mundiales no han dudado en gastar cientos y cientos de billones de dólares para salvar la caída de los bancos. Con menos de la mitad de esos recursos, sería posible erradicar el hambre del mundo», enfatizó.

En el mismo sentido deploró que «muchos parecen haber perdido la capacidad de indignarse con un sufrimiento tan lejano de su realidad y experiencia de vida». Pero los que ignoran o niegan ese derecho, terminan por perder su propia humanidad, acotó Lula.

A su turno, Michelle Bachelet indicó que a diferencia de las funestas respuestas neoliberales frente a otras crisis, la hambruna no puede ser enfrentada «ajustando el cinturón de los más pobres».

«Será imposible resolver el problema del hambre sin no ponemos, de una vez por todas, el problema de la inequidad, al interior y entre los países, en el centro del debate mundial», puntualizó.

Al mismo tiempo fustigó el proteccionismo en particular en los mercados agrícolas y se pronunció por un acuerdo urgente en la Ronda de Doha de la Organización Mundial de Comercio.

En declaraciones a Prensa Latina, el jefe de la delegación cubana en la cita de Roma, Ulises Rosales del Toro, vicepresidente del Consejo de Ministros, destacó el hecho de que se acepte que los alimentos no deben emplearse como instrumentos de presión política.

Es una batalla que ha mantenido nuestro país a lo largo de los años y que en esta oportunidad se alcanza en la Cumbre de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), comentó.

«Además se reafirmó la importancia de la cooperación y la solidaridad, así como la necesidad de abstenerse de adoptar medidas unilaterales que no sean acordes con el derecho internacional y pongan en peligro la seguridad alimentaria», agregó.

Rosales del Toro, también ministro de Agricultura de Cuba, criticó la ausencia de las naciones más poderosas del mundo en ese encuentro, las cuales «ya parecen no tener la valentía de enfrentarse a los países en vías de desarrollo.

«Han perdido la forma de buscar justificaciones», indicó al referirse a las promesas incumplidas de ayuda para erradicar el hambre en la Tierra.

Por su parte, el viceministro cubano del Exterior Abelardo Moreno encomió el hecho de que apenas dos semanas después de que la Asamblea General de la ONU adoptara una resolución condenatoria del bloqueo contra la Isla, se aborde el tema aquí.

«Me parece que es un reconocimiento en un sector como el de los alimentos vital para el desarrollo de cualquier sociedad. Reconoce que el bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra nuestro país es ilegal», sentenció.

En torno a la validez de la Cumbre de la FAO, Moreno apuntó que el asunto no radica en descalificar la convocatoria, sino en la actitud de los ricos, «no sólo causantes de la situación actual, sino igualmente de la crisis financiera global».

Asimismo, el embajador cubano ante la FAO, Enrique Moret, recordó que en 2008 se hicieron compromisos de los más desarrollados por 22 mil millones dólares para ayuda alimentaria, de los cuales apenas se entregaron hasta ahora dos mil millones.

 

ONU, FAO, Abelardo Moreno, Ban Ki-moon, embajador, cubano,FAO, Enrique Moret, Estados Unidos, crisis financiera, bloqueo, sociedad, Rosales del Toro, Agricultura, Cuba,

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.