Máxima seguridad en Afganistán para reelección de presidente

El Ejecutivo afgano y las fuerzas estadounidenses tienen montado un gigantesco sistema de operaciones de seguridad para celebrar la toma de posesión como presidente «reelecto» de Hamid Karzai

Autor:

Juventud Rebelde

KABUL, noviembre 18.— Como una fortaleza sitiada amaneció este miércoles la capital afgana como parte de las medidas de seguridad, con vistas a la ceremonia de toma de posesión como presidente «reelecto» de Hamid Karzai, que tendrá lugar el jueves, y en la que se prevé la presencia de casi 300 representantes extranjeros, reportó PL.

El Departamento de Seguridad de ese país advirtió en un comunicado que los insurgentes podrían intentar crear problemas para impedir el desarrollo de la ceremonia y solicitaron la cooperación de los ciudadanos para «garantizar una mayor seguridad».

Al mismo tiempo, la agencia italiana ANSA destacó que las autoridades invitaron a los ciudadanos a brindar toda información útil para impedir actos violentos y los conminó a no andar por las calles en un «día de fiesta» para la nación.

De acuerdo con fuentes oficiales, el Ejecutivo afgano y las fuerzas de ocupación extranjera, encabezadas por EE.UU., tienen montado un gigantesco sistema de operaciones de seguridad, por lo que gran número de soldados y policías se encuentran desplegados cerca de los objetivos ciudadanos considerados sensibles.

Además de la protección del palacio presidencial, donde se realizará la investidura, las autoridades civiles y militares tienen tomado el aeropuerto internacional, en el cual fueron prohibidos los vuelos, mientras los vehículos solo transitarán con previa autorización. Se ordenó también el cierre de los colegios y oficinas públicas.

Los insurgentes afganos lanzaron repetidos atentados, pese a la presencia de más de 110 000 militares norteamericanos y de la Fuerza de Asistencia a la Seguridad (ISAF), bajo el comando de la OTAN.

Sin embargo, una encuesta difundida por la ONG británica Oxfam reveló que las acciones que desarrollan estos grupos afganos contra las tropas ocupantes son vistas como menos importantes que la debilidad y la corrupción del gobierno.

Hamid Karzai, quien fue confirmado en su cargo a principios de mes tras la suspensión de la segunda ronda de unas controvertidas y fraudulentas elecciones, prestará juramento en un momento en que su relación con la comunidad internacional es muy tensa, a pesar de ser el hombre de Washington en esa nación en guerra desde 2001.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.