Discurso de Raúl Castro en la clausura de la X Sesión de la Comisión Intergubernamental Cuba-Venezuela - Internacionales

Discurso de Raúl Castro en la clausura de la X Sesión de la Comisión Intergubernamental Cuba-Venezuela

Discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, en la ceremonia de clausura de la X Sesión de la Comisión Intergubernamental Cuba-Venezuela, celebrada en La Habana, el 12 de diciembre de 2009

Autor:

Juventud Rebelde

Compañero Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías

Ministros de Venezuela y Cuba

Compañeras y compañeros

La celebración de la X sesión de la Comisión Intergubernamental Cuba-Venezuela coincide con el décimo quinto aniversario de la primera visita del Presidente Chávez a nuestro país y de su histórico encuentro con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Nos acercamos a una década de construcción conjunta en que Cuba y Venezuela han levantado, con la voluntad de sus gobiernos y el esfuerzo de sus mejores hijos, un ejemplo de integración humana y solidaria, haciendo realidad el pensamiento de nuestros próceres.

Luego de dos intensas jornadas concluyeron los trabajos de esta X Sesión y se firmaron numerosos contratos que permitirán, por primera vez, desde el mes de enero iniciar la ejecución de importantes proyectos de colaboración, lo que contribuirá a superiores ritmos en el cumplimiento, a lo largo del año, de los objetivos trazados.

Año tras año crece cualitativa y cuantitativamente nuestra interacción. La incorporación de los respectivos organismos a cargo de la planificación de la economía, otorga una nueva cualidad a los lazos bilaterales, lo que se expresa en una visión de largo plazo y mayor integralidad en la complementación de nuestras economías.

El Convenio Cuba-Venezuela se ha convertido en un factor dinamizador de la colaboración, en el cual participan decenas de instituciones venezolanas y cubanas.

Los resultados que hoy exhibimos nos permiten afirmar que las esferas fundamentales del desarrollo económico y social de ambas naciones están involucradas, de una u otra manera, en una cooperación de nuevo tipo, que es expresión concreta de las aspiraciones de unidad e integración entre nuestros pueblos.

La hermana Venezuela es hoy el primer socio comercial de Cuba, resultado que ha sido posible en particular por el papel de las misiones sociales, un modelo inédito de justicia social en favor de los más desposeídos, cuya aplicación se extiende a otros países de América Latina y el Caribe, llevando un mensaje de solidaridad y esperanza a otros pueblos.

La agenda de esta X Comisión incluyó un activo intercambio acerca del futuro de la colaboración bilateral. Hemos coincidido en la necesidad de que nuestro actuar conjunto se dirija a atenuar los negativos efectos derivados de la actual crisis económica global.

Como expresara recientemente Fidel en una de sus reflexiones, cito: “Ahora que la Patria de Bolívar, a la que Martí pidió servir, está más amenazada que nunca por el imperialismo, la organización, el trabajo y la eficiencia de nuestro esfuerzo deben ser mayores que nunca, y no sólo en el sector de la salud, sino también en todos los campos de nuestra cooperación”, fin de la cita. Y ese es el espíritu y la convicción de cada cubano, dispuesto a luchar por la Patria de Bolívar, la que sentimos como propia.

De Venezuela, de su noble pueblo, del Presidente Chávez, Cuba también ha recibido múltiples muestras de solidaridad. Jamás olvidaremos, por sólo citar un ejemplo, la generosa y decisiva ayuda prestada a nuestro país a pocas horas del azote del primero de los tres huracanes que nos afectaron en el transcurso de unas pocas semanas, a finales del pasado año. Y no se trata de un hecho aislado, la colaboración desinteresada y en beneficio mutuo, es la constante que identifica nuestras relaciones.

Nos reunimos en vísperas de otro evento trascendental para la vida de nuestros pueblos, la VIII Cumbre del ALBA que comenzará mañana y es precisamente la unidad entre Cuba y Venezuela, en la que hoy damos un nuevo paso, el ejemplo principal en nuestros sueños de integración latinoamericana y caribeña.

En el mundo de hoy los desafíos por la supervivencia humana son inmensos. También lo será nuestra epopeya para mantener viva la esperanza. Venezuela y Cuba tienen el deber de resistir, es un compromiso con nuestra historia, con Bolívar y Martí, con los pueblos de nuestra América.

Muchas gracias

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.