ALBA: Un eje por la humanidad que crece

El presidente boliviano Evo Morales destacó que el arco integracionista de la Alianza es para enfrentar las políticas colonialistas del imperialismo y liberar a la región

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

Como un eje por la humanidad que va creciendo, calificó este lunes el presidente de Bolivia, Evo Morales, la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), durante la clausura de la VIII Cumbre de ese esquema integracionista que, nacido hace cinco años con Cuba y Venezuela, ya hoy cuenta con nueve miembros, todos representados en esta cita celebrada en La Habana.

No hay eje del mal, sino eje por la humanidad, dijo Evo al desacreditar el discurso norteamericano, que así denominó a la emergencia de gobiernos progresistas y parecidos a sus pueblos en la región, así como al ALBA, un espacio de cooperación y solidaridad de nuevo tipo.

Frente a las amenazas que vienen de modelos económicos imperialistas vigentes, dijo, este movimiento crece para seguir avanzando en la liberación de nuestra región, en la que señaló como paradigma a Cuba, a la que llamó «semillero de la Revolución, que representa dignidad y soberanía no solo para los pueblos de Latinoamérica, sino para el mundo».

Respecto a su victoria el pasado domingo 6, cuando la mayoría de su pueblo votó para que asumiera un nuevo mandato al frente de la presidencia de Bolivia, el líder indígena expresó que ese triunfo no es solo para Bolivia, sino para los pueblos revolucionarios de Venezuela, Nicaragua y de toda Latinoamérica. La lucha de Fidel y de su pueblo no ha sido en vano, dijo.

También destacó que la batalla contra el imperialismo es histórica, heredada de nuestros antepasados, quienes enfrentaron a los distintos imperios que dominaron la región y saquearon sus recursos. Ahora nos toca luchar contra el imperialismo norteamericano. Es una responsabilidad histórica con quienes dieron la vida por la hermandad y la solidaridad de este continente.

Esta lucha ha sido irreversible, en Bolivia es un camino sin retorno. Finalmente los pueblos se dan cuenta de cómo algunos gobiernos nos explotaron, discriminaron y mintieron, destacó Evo, quien también manifestó que el ALBA nació para enfrentar al ALCA, «al que, cuando era dirigente sindical, llamábamos "acuerdo de libre ganancia para las transnacionales", "acuerdo de colonización"».

Ahora creamos foros de comercio basados en la complementariedad y no en la competencia, un foro para quienes no tienen oportunidad de vender sus productos, y eso va creciendo contra la política de competitividad que nos impone el imperialismo norteamericano.

Al patentizar el impacto de programas sociales como la Misión Milagro, recordó que cuando era un líder sindical escuchó una reunión entre Fidel y Chávez en la que ambos líderes debatían la posibilidad de operar de la vista a 100 000 latinoamericanos. Parecía que estaban hablando de algo imposible. Hoy se ha operado a más de 400 000, gratuitamente y sin condiciones. Esta es una nueva forma de solidaridad, un ejemplo modelo de cómo practicar la solidaridad en el mundo, comentó.

Igualmente, el presidente boliviano responsabilizó al capitalismo brutal como la real causa del cambio climático, y expresó que las grandes potencias tienen que pagar la deuda ecológica que contrajeron con su exagerada industrialización y a costas de depredar la vida del planeta.

Aunque algunos presidentes hablan mucho de cambio climático —dijo—, muchos no cuestionan de donde viene. El cambio climático es originado por el capitalismo imperialista. Si no cambiamos esos modelos, no podremos salvar la vida del planeta. Como país del ALBA tenemos que defender la cultura de la vida, concluyó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.