Apoyo internacional a la situación en Haití

Organismos de la ONU y países de Latinoamérica y Europa han ofrecido su ayuda humanitaria a esa empobrecida nación azotada por un violento sismo

Autor:

Juventud Rebelde

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas anunció este miércoles que tiene listo un primer envío de 86 toneladas de suministros para los damnificados del terremoto registrado la víspera en Haití, informa Prensa Latina.

El cargamento incluye más de medio millón de raciones de comida y se encuentra almacenado en El Salvador preparado para su traslado a territorio haitiano. También enviará grandes cantidades de galletas de alto contenido nutritivo y de alimentos listos para ser ingeridos.

Un comunicado distribuido en la sede principal de la ONU en Nueva York indica que esa agencia moviliza todos sus recursos para llevar con urgencia la asistencia alimentaria para las víctimas del seísmo de 7,3 grados que sacudió ayer al país caribeño.

Esta agencia también informa que el presidente de Colombia, Alvaro Uribe, envió un mensaje de solidaridad y expresó el sentimiento de tristeza de su pueblo ante la tragedia que afronta Haití.

Según Uribe, Colombia desplazará a Haití en un avión militar, tan pronto se pueda aterrizar, una delegación de ayuda con socorristas, con personas de Acción Social y de atención de desastres. «Vamos a hacer un esfuerzo para hacer llegar al pueblo haitiano, también en lo que podamos, alimentos y medicinas», agregó el mandatario.

Asimismo, el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, anunció este miércoles que un equipo militar especializado partirá hacia Haití para ayudar en las labores de rescate que tienen lugar en las zonas azotadas por el potente terremoto.

En su programa radial Despacho Presidencial, Colom expresó la solidaridad de los guatemaltecos con los haitianos en estos momentos difíciles e informó del envío de efectivos pertenecientes a las Fuerzas Humanitarias de las Fuerzas Armadas.

Otro cable de Prensa Latina refiere que la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ofreció este miércoles apoyo a Haití y expresó sus sentidas condolencias al pueblo de esa nación caribeña asolada por un voraz terremoto.

En un comunicado oficial, la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, manifestó su tristeza y dolor por los sucesos en Haití y recalcó que las víctimas de la catástrofe recibirán apoyo de esta agencia de la ONU.

Asimismo, la UNESCO admitió que tiene un alto grado de ansiedad por conocer noticias de su equipo radicado en Puerto Príncipe, la capital haitiana, del cual no se conoce nada hasta el momento. Su oficina en Puerto Príncipe cuenta con una plantilla de 14 empleados, de los cuales no hay noticias por ahora.

También la Unión Europea (UE) y numerosos gobiernos del Viejo Continente se sumaron hoy a la movilización internacional de ayuda humanitaria a Haití, tras el impacto del devastador sismo.

El órgano ejecutivo de la UE asignó una primera partida de tres millones de euros (poco más de cuatro millones de dólares) para la cobertura de necesidades vitales de la población haitiana.

En una situación de emergencia como esa es lo máximo que podemos movilizar, indicó John Clancy, vocero de la Comisión Europea en el área de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, al asegurar que el organismo destinará más fondos para la asistencia a Haití. Los recursos estarán destinados en primer lugar a cubrir las necesidades de agua potable y asistencia médica, precisó.

Según la misma fuente, la institución envió un experto al país caribeño para recabar información sobre las necesidades inmediatas de la población haitiana, lo cual constituirá una referencia para próximos programas de ayuda solidaria.

Numerosos gobiernos comunitarios anunciaron este miércoles por separado aportes concretos para ayudar en las labores de rescate y en la asistencia a los habitantes de esa nación caribeña, la más empobrecida del hemisferio occidental.

La UE, en adición, activó la señal de emergencia en el Centro de Control e Información regional a fin de recabar la contribución de los 30 países miembros a través de las autoridades de protección civil.

Bélgica, Luxemburgo y Suecia ofrecieron el envío de sistemas de purificación de agua, equipos de búsqueda y rescate, puestos médicos móviles y tiendas de campaña para las familias damnificadas. Alemania anunció una donación de un millón de euros para ayudar a las víctimas del sismo, según comunicó el ministro de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle.

Reino Unido informó que dispondrá de un equipo de emergencia con bomberos y agentes de socorro, además de una asignación de financiamiento al gobierno antillano.

Mientras España y Francia respondieron con medidas concretas a la movilización internacional de ayuda humanitaria a Haití, donde se desconoce por ahora el número exacto de muertos y heridos, pero la magnitud del terremoto hace suponer una cifra elevada de víctimas.

La organización humanitaria Humedita presentó una solicitud oficial al gobierno haitiano para enviar cuanto antes un equipo especial de galenos y personal paramédico hacia las zonas afectadas.

El terremoto que remeció a Haití clasifica como uno de los más desastrosos ocurridos desde 1900, conforme a una evaluación del Instituto estadounidense de Sismología.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.