Cuantiosas víctimas por sismo en Haití

Numerosas instalaciones oficiales resultaron gravemente dañadas. Los primeros despachos hablaron de decenas de personas sepultadas, pero la precariedad de la vida en la más pobre de las naciones de este hemisferio hacía temer un fuerte impacto en vidas

Autor:

Juventud Rebelde

PUERTO PRÍNCIPE, enero 12.— Decenas, o posiblemente centenares de personas bajos los escombros; casas e importantes instalaciones derruidas, entre ellas el Palacio Presidencial, dejó el sismo que asoló este martes a Haití.

El terremoto, de siete grados en la escala de Richter, ocurrió a las 16:53 horas locales, y su epicentro fue localizado 15 kilómetros al suroeste de Puerto Príncipe, en la latitud 18,45 grados norte, longitud 75,44 grados oeste, reportó DPA. Lo siguieron dos réplicas de 5,9 y 5,5 grados. Según expertos, es uno de los sismos más potentes registrados en la región.

Al cierre de esta edición no había cifras de víctimas. Los primeros despachos hablaron de decenas de personas sepultadas, pero la precariedad de la vida en la más pobre de las naciones de este hemisferio hacía temer un fuerte impacto en vidas.

«Es posible que haya miles de muertos», dijo Karel Zelenka, de los Servicios Católicos de Ayuda, antes de que se cortaran las comunicaciones con la capital, relataron fuentes citadas por EFE. «El caos y el desastre es total, y Puerto Príncipe está cubierta por una nube de polvo», agregó Zelenka.

«Las casas se cayeron de un lado y otro de las calles», narraron otros testigos, en tanto especialistas argumentaban que la posibilidad de miles de muertes se ve  acrecentada por el hecho de que el terremoto ocurrió en una zona muy poblada cercana a la capital, donde vive casi la mitad de la población del país, que asciende a nueve millones de personas.

Servicios como el agua potable y la electricidad, ya escasos antes, habían colapsado, y eran muy difíciles y limitadas las comunicaciones. La insuficiente infraestructura vial también sufrió daños de consideración. Entrada la noche se reportaban incendios.

El Palacio Presidencial quedó en ruinas, mientras que los ministerios de Finanzas,  Trabajo, Comunicación y Cultura, así como la Catedral de Puerto Príncipe sufrieron afectaciones muy severas. La televisora Haitipal hablaba de «derrumbes».

Además, un hospital en la zona residencial de Petionville, en los alrededores de Puerto Príncipe, se desplomó, aunque todavía en la noche se desconocía el número de heridos y víctimas mortales.

Las fuentes aseguraban que había docenas de personas heridas atrapadas entre los escombros del centro médico.

Según fuentes gubernamentales dominicanas, el embajador de ese país en el vecino Estado, Rubén Silié, «manifestó con gran pesar que en el hospital de niños ubicado en las cercanías de la embajada, se escuchaba a personas pidiendo auxilio y gritos de otras que se encontraban atrapadas».

El presidente de Haití, René Preval, y la primera dama, Elisabeth Debrosse Delatour, están a salvo tras el fuerte terremoto que sacudió el país, dijo el embajador haitiano en EE.UU., Raymond Joseph.

El diplomático pidió la ayuda internacional para paliar los daños materiales y humanos provocados por el fuerte sismo, que calificó como «de proporciones catastróficas».

En declaraciones a CNN en horas de la noche, el director de la Cruz Roja Internacional para América Latina, Guillermo García, confirmó que la situación era bastante compleja y dijo que esa institución se estaba «moviendo» en labores de evaluación de daños.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.