Haití: ayuda llega, pero no cesa el drama

Embotellamientos en el aeropuerto y falta de infraestructura entorpecen asistencia. Empiezan a verse signos de desesperación entre la inmensa población sobreviviente que espera auxilio

Autor:

Juventud Rebelde

PUERTO PRÍNCIPE, enero 16.— La congestión del aeropuerto de esta capital dificultaba el arribo de la asistencia internacional, en tanto empezaban a verse signos de desesperación entre la inmensa población sobreviviente que espera auxilio, agua o alimentos a la intemperie, aunque en algunos sitios empiezan a llegar medicinas, reportaron despachos cablegráficos.

Según informó el Comité Internacional de la Cruz Roja Internacional (CICR), citado por la AFP, las personas sin techo están repartidas en 40 lugares de esta ciudad y solo en su plaza principal, la Champ de Mars, hay unas 50 000 personas. El organismo estimó que la cifra de damnificados ronda los tres millones de personas, en tanto otros reportes calculan en 600 000 las personas sin techo.

Por su parte, el primer ministro Jean Max Bellerive cifró en 25 000 los cadáveres que han sido recuperados y a los que se ha dado sepultura, aunque los reportes describen que aún muchos cuerpos se descomponen al sol.

Ante esa situación, las autoridades haitianas podrían decidir el desplazamiento de damnificados y la construcción de campamentos provisionales para recibir a las víctimas, lo que también sería un paliativo a la posible aparición de las epidemias, confirmó el ministro del Interior, Antoine Bien-Aimé.

Cuando empieza a darse cuenta de saqueos y barricadas, EFE informó que el ejército dominicano está organizando un corredor humanitario entre Santo Domingo y la frontera haitiana para evitar los saqueos y asaltos a los convoyes de ayuda humanitaria.

Están llegando al país cargamentos con, fundamentalmente, agua y alimentos, y reportes aseguraron que ya están llegando medicinas y algunas vituallas al Hospital General, el mayor centro asistencial de la nación. Pero ello no es perceptible aún para quienes esperan en las calles.

Mientras, la situación sigue siendo complicada en el aeropuerto, donde las operaciones son dirigidas por personal de los EE.UU., dijeron despachos, a pedido de las autoridades haitianas. El coordinador de operaciones para las Américas de la Federación Internacional de la Cruz Roja, Mauricio Bustamante, confirmó a la AFP que existe una «congestión gigantesca», y un funcionario argentino de la ONU calificó lo que ocurre como anarquía, y funcionamiento fuera de control.

En ese marco se notificó la llegada a Haití este sábado, de la secretaria norteamericana de Estado, Hillary Clinton, quien se reunió con el presidente René Preval, a quien aseguró que su país asistirá al máximo en las tareas de ayuda y socorro. «Les garantizo que Estados Unidos es un amigo, un socio de Haití, y que trabajaremos junto a su gobierno», afirmó en conferencia de prensa, según ANSA.

Mientras, desde Nicaragua, el presidente Daniel Ortega cuestionó los miles de soldados que ha enviado Washington, y señaló que lo que Haití necesita es ayuda humanitaria y no un ejército. «Sería una locura que todos empecemos a enviar tropas a Haití», manifestó, según TELESUR.

Una réplica de 4,5 grados se sintió este sábado y elevó a 44 las que han seguido al sismo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.