Solidaridad y compromiso moral de Venezuela y Cuba en ayuda a Haití

Destaca Tareck El Aissami, ministro del Interior y Justicia venezolano, el auxilio para la reconstrucción de Haití que partió de Venezuela a bordo de dos buques de la Armada bolivariana

Autor:

Juana Carrasco Martín

LA GUAIRA, VENEZUELA.— «Ustedes allá son la imagen de cada uno de los venezolanos que quedamos aquí. Colóquense la mano sobre su brazo izquierdo, sobre esa bandera tricolor y esas ocho estrellas... No la dejen mal... Su misión es encomiable y ese pueblo hermano se los va a agradecer».

La arenga del general de brigada Jimmy Lenin Guzmán Pinto a los 120 jóvenes soldados de la Brigada Internacionalista Simón Bolívar de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas, tiene lugar en la cubierta de proa del buque Tango 62 Esequibo, antes de partir, junto con el Tango 61 Capana, hacia la sufrida República de Haití, con un cargamento de 1 200 toneladas en alimentos y equipos pesados para las labores de reconstrucción.

«¿Entendido?», exclama el alto oficial, y un ¡Entendido! resuena en este puerto de La Guaira. Poco antes les había despedido también como un padre a sus hijos: «Recuerden que ustedes también tienen que preservar sus vidas, deben cuidarse, y cuidar al que tienen a su lado, cuidarse entre sí... Buen viaje, buena mar, y espero que Dios los cuide a ustedes».

La partida de ambos buques ocurría pocas horas después, cuando ya toda la carga estaba a bordo, y en cuatro días habrán arribado a la República de Haití llevando de nuevo la mano amiga, agradecida y generosa de los venezolanos.

Tareck El Aissami, ministro para Relaciones Interiores y Justicia, desde la cubierta del Esequibo había informado a la prensa nacional y extranjera, reunida en el muelle del principal puerto del estado Vargas, las características del nuevo envío: «Esta es una fuerza de tarea importante que tiene la misión de reconstruir, es una misión de paz y solidaridad».

El Aissami, especificó que en las embarcaciones de la Armada venezolana van plantas eléctricas, plantas potabililzadoras de agua, motoexcavadoras y otros equipos pesados.

Hasta este lunes, desde el puerto La Guaira y desde el estado de Carabobo, han sido enviadas 5 617 toneladas y son más de 200 venezolanos y venezolanas los que cumplen misión en Haití.

«No podemos esperar a que Haití se sumerja nuevamente en el olvido y la miseria. Estaremos allí para que retome su vida cotidiana», subrayó el Ministro.

En un aparte con la prensa cubana, Tareck El Aissami, nos pregunta: «¿Ustedes van a bordo también?» Un «ojalá» es la respuesta y nos dice que sabe del equipo de la Televisión Cubana que acompañó al primer grupo de avanzada de la ayuda de Venezuela. Ellos son Ismary Barcia y el camarógrafo Rey Villa.

«Primero que todo —declara El Aissami—, queremos significar el hecho de que tanto Cuba como Venezuela, países miembros del ALBA, hayan acudido en auxilio del hermano pueblo de Haití, pues a nosotros nos motiva el amor más profundo por la humanidad.

«Y no es de extrañar que el mundo sepa que fueron las primeras misiones en pisar tierra haitiana una vez que lamentablemente ocurrió este hecho tan terrible, dado que tanto Cuba desde hace muchos años, y Venezuela con la Revolución, han venido ayudando y asistiendo al hermano pueblo de Haití, y ahora con mas razón».

Advierte que «por eso las acciones de búsqueda y salvamento que se han emprendido en Haití las han efectuado las misiones de Cuba y Venezuela y aunque hay otras misiones de países que se han hecho presente, lamentablemente como existen protocolos internacionales ellos han decretado el cese de la búsqueda de sobrevivientes».

«Nosotros, por instrucciones del comandante Hugo Chávez, —y entendemos que del comandante Fidel Castro y del presidente Raúl castro han instruido lo propio a la misión cubana—, nosotros no hemos cesado en esta fase de búsqueda de sobrevivientes porque sabemos que en áreas de estructuras colapsadas hay personas que están confinadas, que pueden rescatarse con vida, y si rescatamos así sea un solo ser humano valdrá la pena hacer el esfuerzo, aunque sea por un solo sobreviviente. Por eso hemos instruido a la misión nuestra que no cese la búsqueda», recalca.

«En segundo lugar, estamos incrementando por vía marítima el envío de asistencia humanitaria, de alimentos y maquinaria pesada, para iniciar la fase de reconstrucción de Haití.

«Ahí esta el imperio invadiendo silenciosamente, dentro de esta tragedia, al hermano pueblo de Haití con 10 000 marines. Ya ayer eran tres mil; ya hoy eran siete mil más. No sabemos adónde irá a parar esa locura imperial», denuncia el ministro El Aissami.

«Nosotros estamos enviando hombres y mujeres para reconstruir, para tender nuestra mano solidaria, para expresar nuestros sentimientos más sublimes de amor por la humanidad, de amor a ese pueblo hermano al que le debemos históricamente».

Recuerda que el de Haití es «un pueblo sumado a la causa de la independencia venezolana desde hace más de 200 años. Cuando Bolívar pisó la tierra haitiana encontró allí el apoyo para seguir impulsando la gesta independentista de esta Patria y de otras patrias», señala.

«Por lo tanto, no podemos responder con menos solidaridad, con menos compromiso moral. Y por eso es que Cuba y Venezuela, bajo esta nueva alianza estratégica, la alianza de los pueblos bolivarianos, hemos respondido con tanta eficiencia».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.