Más peligros para los niños en Haití - Internacionales

Más peligros para los niños en Haití

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia ha expresado su preocupación por las adopciones de numerosos pequeños sin contar con la documentación adecuada o sin que se hayan concluido los trámites legales

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Además de la destrucción, la muerte, el pavor y la desesperación vivida después que la Naturaleza una vez más arremetiera con fuerza sobre ese pedazo de La Española, los niños haitianos corren peligro.

Luego de la debacle ocurrida en Haití, miles de infantes quedaron a merced del mundo, hecho que ha generado en los últimos días una avalancha de solicitudes de  adopciones, venidas principalmente de los países ricos.

La pequeña Mana Morin Perrett tiene una pierna destrozada, cicatrices en la cabeza y cortes en el cuero cabelludo, según la describe AFP. A sus escasos cinco años ya ha visto y palpado demasiada brutalidad. Antes de la última sacudida telúrica ya vivía al amparo del gobierno. Sus padres murieron en acontecimientos catastróficos anteriores. Ahora, para colmo, el orfanato donde vivía se derrumbó y un gran número de sus compañeros murió. Volvió a quedar sin auxilio y va a ser adoptada por una familia francesa.

Al país galo ya llegaron este viernes 33 niños haitianos que serán adoptados y tendrán que readaptarse a esa nueva vida.  Canadá, Holanda, Argentina, España, Bélgica y Alemania ya anunciaron también la aceleración de los procesos adoptivos que se gestaban —dicen— antes de la catástrofe. Estados Unidos también se sumó a este mecanismo y cerca de 150 menores arribaron a territorio norteamericano en los últimos días.

Estas adopciones precipitadas generan inquietud en la comunidad internacional. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha expresado su preocupación por las salidas de estos pequeños sin contar con la documentación adecuada o sin que se hayan concluido los trámites legales para su acogimiento. Para estos mecanismos —alertan— se necesita la presencia de agentes y la vigilancia en los puntos de salida del país.

La peor situación se generó este viernes cuando UNICEF denunció la desaparición de 15 menores de hospitales haitianos que temen hayan sido víctimas de redes de tráfico que se activan en situaciones de catástrofes humanitarias, tal como ocurrió en Asia, tras el tsunami que golpeó esa región en 2004.

Según esa organización de Naciones Unidas, la trata de niños ya existía en Haití antes del terremoto, y desgraciadamente esas redes tienen vínculos con el mercado internacional de la adopción.

La organización humanitaria Save the Children alertó sobre lo peligroso de la situación. Es imprescindible también que se haga un seguimiento de los niños que salen del país para recibir atención médica y que se identifiquen las medidas apropiadas de cuidado y protección, una vez que se hayan recuperado físicamente.

El futuro de muchos de esos niños podría ser un enigma… más allá de las buenas intenciones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.