Otro hospital de campaña atendido por cubanos en Haití

El nuevo centro comenzó a ser instalado este viernes en Carrefour, en el sudoeste de Puerto Príncipe. Un cuarto hospital se emplazará en Croix de Bouquet, otra zona asolada por el sismo

Autor:

Raymundo Gómez Navia

PUERTO PRÍNCIPE .— Un tercer hospital cubano de campaña comenzó a ser instalado este viernes en Carrefour, en el sudoeste de esta capital.

Los anteriores fueron levantados en Leogane, del propio Departamento Oeste al que pertenece esta ciudad, y en Jacmel, en el Sudeste. Un cuarto hospital se emplazará en Croix de Bouquet, otra zona asolada por el sismo.

Como parte de la estrategia de desconcentración de las zonas más sensibles a nuevos movimientos telúricos, al menos tres grandes ómnibus, camionetas y otros vehículos condujeron a centenares de habitantes hacia Fort Liberte (norte del país).

Los próximos pasos de la atención médica cubana se están coordinando también hacia los territorios en que se desplaza la población de Puerto Príncipe.

Aún se mantienen acampados varios centenares de miles de haitianos en parques, terrenos deportivos y otros sitios al aire libre de la capital; unos por haber perdido sus viviendas y propiedades, y otros por temor a las constantes réplicas, y el peligro de nuevos derrumbes.

La víspera, nuevos heridos arribaron a los puntos de atención hospitalaria cubana en Delmas 33, en Ofatma y en el centro de la Rennaissance.

Maxime Roumer, miembro de la Asociación de Amistad Haitiano-Cubana, significó que la colaboración que se está recibiendo de Cuba, Venezuela y otros países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) constituye un verdadero ejemplo de hermandad y solidaridad humana, lo cual agradece encarecidamente.

El también senador de la República de Haití señaló que, tras el desastre y la desarticulación de las instituciones oficiales, los miembros del Senado que aún viven (fallecieron al menos dos en el sismo), se encuentran, de manera emergente, en la antigua Academia Militar de ese país.

Espaciada y muy restringida es la operación de distribución, que acrecienta la desesperación entre los cientos de miles de personas. En distintas partes del aeropuerto Toussaint Loverture reposan cajas y contenedores con productos de primera necesidad.

Las embajadas, principalmente de EE.UU., Canadá y otras de naciones desarrolladas, mantienen ante sus puertas largas filas de quienes tienen la esperanza de gestionar su salida del país.

Igual ocurre con las pocas oficinas de tramitación de envío y recepción de dinero desde el exterior, donde las aglomeraciones de hombres y mujeres esperan posibles remesas que familiares y amigos les hayan podido enviar.

Distintos lugares, principalmente en Petionville, asentamiento de las familias pudientes, dan señales de reconstrucción de muros y cercas, para restablecer su protección y separarse del gran mundanal formado por miles de capitalinos que pululan por las calles.

Reunión en la Asamblea General

Mientras, en una sesión de la Asamblea General de la ONU que analizó la situación, el representante permanente de Cuba, Pedro Núñez Mosquera, advirtió que la cooperación y asistencia a Haití deben mantenerse en el tiempo, y sobre la base del respeto a la soberanía, la integridad territorial, la no intervención y sin injerencia en sus asuntos internos.

Mosquera también reiteró la disposición de su país a cooperar en el terreno con todas las naciones en aras de ayudar al pueblo haitiano, indicó PL. Junto con los colaboradores cubanos, laboran en Haití más de cien especialistas de países como Venezuela, Nicaragua, Chile, España, México, Colombia y Canadá, y 17 monjas.

Hasta el pasado 20 de enero, a las ocho de la noche, los colaboradores cubanos habían atendido a 14 551 pacientes y realizado 1 252 intervenciones quirúrgicas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.