Haití: las necesidades todavía son enormes

Aún se necesitan 200 000 tiendas de campaña para albergar a cerca de un millón de damnificados. Unos 500 000 damnificados han recibido alimentos, pero dos millones los necesitan

Autor:

Juventud Rebelde

PUERTO PRÍNCIPE, enero 26.— La distribución de la ayuda en Haití mejoró de manera sustancial pero todavía no satisface las necesidades de todos los damnificados, estimó la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

«Nos encontramos ante una catástrofe sin precedentes, extremadamente difícil de manejar desde el punto de vista logístico», dijo Elysabeth Byrs, portavoz.

A pesar de la rápida respuesta internacional, aún se necesitan 200 000 tiendas de campaña para albergar a cerca de un millón de damnificados, dijo Byrs, citada por PL. La urgencia también ha sido manifestada por las autoridades haitianas y fue confirmada por el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, John Holmes, quien anunció que hay unas 40 000 tiendas de campaña en camino.

La intención de las autoridades de levantar campamentos fuera de la capital para acoger a quienes han perdido sus hogares, fue ratificada este martes.

No es esa, sin embargo, la única necesidad apremiante para socorrer a los haitianos. El propio Holmes señaló que si bien se han distribuido unos diez millones de raciones de comida y ha llegado agua potable a casi todos los afectados, esos esfuerzos no han sido suficientes.

«En general hemos progresado, pero también somos conscientes de que nos queda mucho camino por recorrer para llegar a toda la gente que necesita asistencia», dijo en conferencia de prensa que reportó EFE desde Nueva York.

El organismo calcula que unos 500 000 damnificados han recibido alimentos, pero dos millones los necesitan.

Esas propias fuentes dieron a conocer este martes que Naciones Unidas ha recibido hasta ahora el 49 por ciento del total de 575 millones de dólares que solicitó hace diez días a la comunidad internacional para la asistencia a Haití. Pero esa cantidad se eleva al 60 por ciento en relación con las donaciones prometidas, dijo Holmes.

Tampoco hay que mirar solo la asistencia a corto plazo. La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha pedido recursos para salvar la próxima cosecha, y ofrecerle fuentes de trabajo a las miles de familias que emigraron a las zonas rurales.

La agricultura puede jugar un rol clave en la recuperación de Haití, ya sea creando empleos o contribuyendo a la seguridad alimentaria de la población, afirmó el representante regional de la FAO para América Latina y el Caribe, José Graziano da Silva.

La víspera, precisamente, los países del ALBA acordaban un programa de asistencia que contempla la cooperación para el desarrollo de la agricultura haitiana, con la donación de semillas e implementos agrícolas, entre otras medidas.

Los gestos de solidaridad no se detienen. China envió este martes otra carga de 65 toneladas, conformadas por generadores portátiles de electricidad, purificadores de agua, 500 tiendas de campaña, ropa y medicinas, entre otros artículos.

Mientras, Haití entraba en la fase de recuperación, citaron expertos, una vez concluida la fase de búsqueda de sobrevivientes —el número 134 fue rescatado en el día 11 después del sismo—. El discreto «retorno a la normalidad» tenía evidencias en la decretada reanudación de labores en las instituciones que se mantuvieron en pie y para la gente que tenía empleo formal, y en la paulatina apertura de los bancos y la reanimación vehicular, narró PL.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.