La emigración es parte esencial de la nación cubana

Emigrados comprometidos con los Cinco y la lucha contra el bloqueo exigen devolución de la base naval de Guantánamo

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

Ricardo Alarcón de Quesada, presidente de la Asamblea Nacional, destacó este viernes que la emigración es parte esencial de la nación cubana y de su afanosa búsqueda de la independencia al clausurar en el Palacio de Convenciones un encuentro con nacionales residentes en el exterior.

En sus palabras, Alarcón también se refirió a la manipulación de que es objeto la política migratoria por parte de Estados Unidos, como medio para incentivar la desestabilización interna e instrumento de la propaganda en su viejo deseo de destruir la Revolución Cubana.

Precisó que en cuestiones migratorias, nuestro país ha recibido un trato «cínico y discriminatorio», en el que se destaca la Ley de Ajuste Cubano promulgada en 1966, y que fue condenada por los más de 300 delegados residentes en 44 países que participaron en esta cita.

Explicó que la emigración cubana no es un fenómeno reciente ni mucho menos consecuencia del triunfo revolucionario de 1959, como repiten «con barata ligereza los falsificadores de la historia».

Recordó que a lo largo del siglo XIX se establecieron comunidades cubanas en EE.UU. y territorios de la cuenca del Caribe, que fueron creciendo en la medida que avanzaba la crisis del régimen colonial. Hasta 1958, las estadísticas oficiales norteamericanas ubicaban a Cuba como segundo emisor de emigrantes hacia EE.UU., después de México y seguido por un tercer grupo que reunía a todos los demás países de América Latina y el Caribe, cuyas cuotas sumadas no alcanzaban a la nuestra.

Hoy, hablando siempre de emigración legal, Cuba está muy lejos de ese escaño, superada por media docena de países que, sin embargo, tienen una población menor. Si las estadísticas incluyen a los indocumentados, ninguno de los cuales es cubano, la Isla estaría en el fondo de la lista, explicó Alarcón.

Igualmente, reiteró que con la administración de Barack Obama sigue intacta la guerra económica de Washington contra la Isla. También continúan encarcelados injustamente en EE.UU., René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González, contra el reclamo internacional; al mismo tiempo que Luis Posada Carriles, Orlando Bosch y el resto de la mafia terrorista siguen gozando de impunidad.

«Liberar a los héroes y encerrar a los criminales son pasos absolutamente necesarios para quien intenta aparecer como iniciador de un nuevo comienzo en las relaciones con Cuba. La retórica y los buenos modales no bastan para ocultar los hechos que prueban que poco ha cambiado el Imperio en el último año», concluyó.

En una declaración final, los delegados al Encuentro de Cubanos Residentes en el Exterior contra el Bloqueo, en Defensa de la Soberanía Nacional que desde el miércoles tuvo lugar en La Habana, exigieron el levantamiento inmediato e incondicional del bloqueo, la excarcelación de los Cinco, y la devolución del territorio ocupado por la ilegal Base Naval de Guantánamo. Igualmente demandaron a la Unión Europea un tratamiento justo y no discriminatorio a Cuba, que abandone sus proyecciones injerencistas y propicie la normalización plena de las relaciones con la mayor de las Antillas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.