Persisten problemas para distribuir ayuda en Haití

Cientos de miles de personas aún necesitan comida y refugio, y existe un sentimiento de frustración en la población, debido a que la asistencia no llega a los más necesitados

Autor:

Juventud Rebelde

PUERTO PRÍNCIPE, enero 28.— Más de dos semanas después del devastador terremoto que azotó a Haití, la ayuda internacional continúa llegando al país, pero aún persisten problemas en su distribución, admitieron las autoridades y funcionarios de la ONU.

Cientos de miles de personas aún necesitan comida y refugio, y existe un sentimiento de frustración en la población, debido a que la asistencia no llega a los más necesitados, señaló la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) citada por PL.

En el aeropuerto capitalino hay cargamentos a la espera de ser distribuidos, mientras que las terminales marítimas tienen una limitada capacidad para recibir los donativos. La realidad es que se necesita una mejor coordinación, dijo el presidente haitiano, René Preval.

Junto a la asistencia a los heridos y la entrega de víveres, las prioridades son la remoción de escombros, la creación de campamentos y la higienización para evitar epidemias. Para este fin, unas 7 500 personas fueron contratadas para la limpieza de las calles, como parte de un programa que permite entregar alimentos y dinero a cambio de trabajo.

Diversos organismos internacionales estiman que la reconstrucción de Haití tras el terremoto tardará al menos una década y señalan que solo en la capital el 75 por ciento de la ciudad deberá ser reparado.

En este sentido, Naciones Unidas advirtió sobre la necesidad de conservar el diez por ciento de los recursos destinados a la reconstrucción de Haití, como reserva para la preparación de ese país ante nuevos desastres naturales, teniendo en cuenta su situación geográfica, que la hace vulnerable al paso de huracanes e intensas lluvias.

Mientras, el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de Naciones Unidas adoptó por consenso una resolución en la que expresa su preocupación por la actual situación de derechos humanos de niños, mujeres, heridos, desplazados, ancianos y discapacitados tras la catástrofe.

El CDH hizo un llamado a la comunidad internacional, para estrechar la vigilancia en cuanto a la protección de esos grupos sensibles e identificar las prioridades y las áreas de cooperación técnica que el país requiere.

En particular, la resolución adoptada este jueves subraya la importancia de las acciones destinadas a proteger a los niños de la violencia, el abuso y la explotación, así como garantizar que los menores se reúnan con sus familiares, y en el caso de los huérfanos, brindarles protección.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.