Italia: nuevas revelaciones refuerzan vínculos entre mafia y Estado

Massimo Ciancimino, hijo del ex alcalde de Palermo, es uno de los principales testigos en el proceso sobre las negociaciones entre la mafia y el Estado italiano en la década de los 90, que derivaron en el asesinato de los jueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Bosellino

Autor:

Prensa Latina

Roma, febrero 1._ Nuevas declaraciones ofrecidas este lunes por Massimo Ciancimino, hijo del ex alcalde de Palermo, Vito Ciancimino, refuerzan los fuertes vínculos que existieron entre la mafia y funcionarios del Estado italiano durante décadas.

Ciancimino padre, quien fuera comisario de obras públicas en los años 60, solía reunirse en el restaurante Scuderia con jefes mafiosos como los hermanos Salvador y Antonino Buscemi para ofrecerles información sobre el empleo de tierras ociosas en la edificación de inmuebles dentro y fuera de Italia.

De esta forma, Vito Ciancimino se involucró con la mafia en el negocio de la construcción, aseguró Massimo en el juicio de los altos oficiales de la policía Mario Mori y Obino Mauro, acusados de complicidad con la mafia.

Durante su comparecencia ante el tribunal de Milán, Ciancimino junior, quien también es procesado por asociación mafiosa, aseveró que esta información la obtuvo a través de la lectura de diarios y documentos de su padre.

El hijo del ex alcalde de Palermo es uno de los principales testigos en el proceso sobre las negociaciones entre la mafia y el Estado italiano en la década de los 90, que derivaron en el asesinato de los jueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Bosellino, y donde están involucrados la policía y los servicios secretos.

Sobre este particular, Ciancimino junior se refirió a un acuerdo firmado entre mayo y diciembre de 1992, que le facilitó al jefe mafioso Bernardo Provenzano gozar de una especie de inmunidad territorial, lo que impidió su captura en 1995 cuando se encontraba prófugo de la justicia.

Tanto Mori como Mauro formaron parte de este acuerdo entre la mafia y las instituciones italianas, y están conscientes de las conversaciones sostenidas por mi padre al respecto, subrayó Massimo Ciancimino.

Agregó que entre 1999 y 2002, Provenzano visitó varias veces su casa en Roma, donde su padre se encontraba bajo arresto domiciliario, comunicándole al jefe mafioso que estos encuentros le perjudicaban porque él no fue asegurado por un acuerdo.

En sus declaraciones, Ciancimino junior también se refirió a la visita que recibió en mayo del pasado año de un oficial de los servicios secretos, quien lo intimidó al expresarle que  el camino comenzado no lo beneficiaba en nada porque con él no había compromisos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.