Condecora Cuba a embajador hondureño en La Habana

Juan Ramón Elvir Salgado recibió la Medalla de la Amistad por su posición digna ante el golpe de Estado en Honduras

Autor:

Katheryn Felipe González

Con esta distinción reconocemos en él al diplomático cabal, por la condena al golpe de Estado, la fidelidad hacia su Presidente y la plena identificación con la resistencia del pueblo de Honduras, afirmó este martes Roberto Yepe, subdirector de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores, durante la entrega de la Medalla de la Amistad al embajador del hermano país en Cuba, Juan Ramón Elvir Salgado.

En la ceremonia, presidida por el canciller Bruno Rodríguez, el diplomático cubano aseguró que desde el comienzo del desempeño de Elvir como embajador, en junio de 2007, las relaciones entre Cuba y Honduras cobraron un dinamismo sin precedentes.

Asimismo recordó la incorporación de Honduras a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y los proyectos de cooperación desarrollados por ambas naciones en ese período, fundamentalmente la aplicación del método de alfabetización «Yo, sí puedo» y del programa para el ahorro energético, la creación de una escuela de tecnología de la salud y del Instituto de Enfermedades Infecciosas.

También destacó la acogida que dio la amiga nación, en medio del sufrimiento provocado por el huracán Mitch, al ejército de batas blancas que se ha mantenido 11 años salvando vidas, aun en las condiciones más difíciles.

Según expresó, esta distinción, otorgada por el Consejo de Estado, más que un simple adiós significa el reconocimiento con el cual Cuba transmite el respaldo a la justa lucha del pueblo hondureño por defender y reconquistar su derecho soberano a impulsar un proceso de transformaciones sociales.

Por su parte, el embajador de la hermana República manifestó su pesar por todos los programas de cooperación que quedaron truncos con el golpe de Estado del pasado 28 de junio, día terrible y aciago en el que los enemigos del progreso y la democracia participativa se unieron para abortar todas las ilusiones de los desposeídos.

Sin embargo, ratificó que Honduras continuará la lucha contra el dominio imperial y sus aliados, y no descansará hasta que se instale una Asamblea Nacional Constituyente.

Además, dedicó la condecoración al incansable pueblo hondureño y a su líder Manuel Zelaya, y agradeció a Fidel, a Raúl y a Cuba por el apoyo brindado.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.