Rumania confirma instalación de misiles interceptores de EE.UU.

Los misiles componen la nueva versión del escudo con el cual el Pentágono esgrime protección para los aliados europeos frente a hipotéticas amenazas

Autor:

Prensa Latina

Bucarest, febrero 4.— Rumania confirmó este jueves los planes de instalar en territorio nacional componentes estratégicos del sistema antimisiles de Estados Unidos, basados en tierra, como parte de la nueva estrategia de la administración del presidente Barack Obama para Europa.

El presidente, Traian Basescu, notificó que el Consejo Supremo de Defensa aprobó una propuesta de Estados Unidos para incluir al país europeo en un sistema presumiblemente orientado a potenciales ataques balísticos o misiles de mediano alcance.

La invitación llegó a través de la subsecretaria de Estado para Control de Armas y Asuntos de Seguridad Internacional, Ellen Tauscher, según el mandatario rumano.

Indicó que serán instalados misiles interceptores terrestres (operativamente hacia 2015), componentes de la nueva versión del escudo con el cual el Pentágono esgrime protección para los aliados europeos frente a hipotéticas amenazas.

La respuesta de Bucarest tiene que ver con la visita que realizó aquí en octubre pasado el vicepresidente Joseph Biden en busca de apoyo a los planes militaristas de la administración de Obama, entre las naciones que calificó de socios importantes para Estados Unidos, como Polonia y república Checa, en Europa del este.

Basescu agregó que en fecha próxima sostendrán las conversaciones bilaterales con vistas a un acuerdo definitivo, el cual deberá someterse a la aprobación del Parlamento rumano.

Washington insiste en que el escudo antimisiles no está concebido para neutralizar el potencial disuasorio de Rusia y controlar su espacio en el flanco occidental. Contrariamente, Moscú reaccionó con preocupación ante el reciente anuncio sobre el despliegue en Polonia de una primera dotación de misiles Patriot, de factura estadounidense.

Las autoridades rusas aseguran que esos planes quebrantan el equilibrio estratégico, socavan la confianza mutua y dejan a un lado los intereses de otras partes en materia de seguridad nacional y regional.

Con el descontento de Rusia y otras cuestiones estratégicas pendientes en la agenda bilateral, Obama se vio obligado a cancelar de cierto modo los planes de instalación de una tercera región del escudo balístico en Polonia y Chequia, proyectados por la administración de George W.Bush.

El nuevo programa antimisil contra proyectiles de mediano y corto alcance incorpora elementos basados en mar y plataformas móviles que serán desplegadas en una geografía mucho más amplia que la anterior, como el Cáucaso y el mar Negro.

Sin detalles reveladores del plan con Estados Unidos, el presidente rumano dijo en sentido general que el sistema no es contra Rusia, sino contra otras amenazas.

Basescu dejó en claro que la participación de Rumania en los planes de Washington afianzan la asociación con Estados Unidos y es parte de su contribución como miembro de la OTAN.

Rumania cedió su territorio desde hace varios años a una base militar estadounidense, al igual que Bulgaria.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.