Culmina jornada de protestas en México contra la violencia en Ciudad Juárez

Los pobladores de Ciudad Juárez, una de las ciudades más inseguras del mundo, solicitaron el cese de la violencia y la renuncia del presidente de México, Felipe Calderón, así como de otras autoridades

Autor:

Redacción Digital

A dos semanas de haberse cometido el asesinato de 15 jóvenes en Ciudad Juárez, activistas de organizaciones civiles y pobladores de la localidad más violenta del mundo, finalizaron este domingo, con una vigilia, las jornadas de protesta realizadas para exigir la disminución de la inseguridad en el país y la renuncia del presidente mexicano Felipe Calderón.

En el Ángel de la Independencia, en la capital, se realizó una concentración en la que decenas de asistentes colocaron velas y escribieron los nombres de los jóvenes asesinados en una mampara, que será entregada a la coordinadora del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres de Chihuahua, Luz Estela Castro, para que luego se la haga llegar a los padres de los adolescentes ejecutados.

En Ciudad Juárez, María Luisa Dávila, madre de dos de las víctimas de la masacre organizó una manifestación en silencio un día después de la «marcha del Coraje» donde participaron cerca de mil 500 personas.

Los mexicanos recorrieron el centro de la localidad, limítrofe con Estados Unidos, para pronunciarse en contra de las negligentes medidas de seguridad implementadas por el Estado y pedir la renuncia del gobernador de Chihuahua José Reyes Baeza y el alcalde José Reyes Ferriz.

También exhortaban a que se sometiera a consulta ciudadana la presencia del Ejército en esta frontera, ya que son pocos los beneficios y más los delitos que se cometen.

La marcha fue encabezada por Luz María Dávila, madre de dos jóvenes de 17 y 19 años de edad quienes murieron luego que los sicarios ingresaran a la vivienda donde se encontraban festejando una victoria deportiva en el barrio Villas de Salvárcar.

Desde que esta masacre se conoció, banderas blancas se han colocado en el frente de muchas casas en Ciudad Juárez, como muestra de repudio ante el alto índice de inseguridad.

El pasado 12 de febrero, el mandatario mexicano visitó Ciudad Juárez para disculparse con los familiares de las víctimas de la masacre.

La marcha concluyó a las 13H30 locales (19H30 GMT) en el puente internacional Santa Fe, que fue cerrado al tráfico vehicular porque cientos de manifestantes se acostaron en la calle, simulando haber sido asesinados.

Al finalizar la concentración de este domingo, los participantes redactaron un documento de solidaridad  dirigido a la coordinadora del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres de Chihuahua, Luz Estela Castro, para ser entregado a los padres de los adolescentes ejecutados.

El pasado 31 de enero, unos 15 sicarios arribaron en la madrugada al domicilio donde se encontraban al menos 60 jóvenes, en su mayoría estudiantes, y luego de separar a las mujeres, dispararon contra los hombres con un saldo de 13 muertos inmediatos. Entre los fallecidos están muchachos de 13 a 19 años, así como tres adultos.

El crimen organizado ejecutó en enero pasado a 904 personas, lo que convierte a este mes en el más violento del sexenio, seguido de diciembre de 2009, cuando la cifra fue de 855 muertos ligados al hampa.

La lucha territorial de los carteles de la droga no sólo se basa en el control de las rutas de contrabando, sino por el dominio del mercado local, en el que se ha registrado un incremento del consumo de drogas.

En Ciudad Juárez, con una población de un millón 500 mil personas aproximadamente, siete de ellos mueren cada día, lo que la ha convertido en una de las localidades más peligrosas del mundo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.