Francotiradores de la resistencia afgana atacan a tropas de la OTAN

Hostigados durante el día por disparos provenientes de varias direcciones, las tropas aliadas apenas avanzaron 500 metros, mientras luchaban con pequeños escuadrones de tiradores emboscados

Autor:

Juventud Rebelde

MARJAH, Afganistán, febrero 15.— Grupos de francotiradores atacaron a infantes de la Marina estadounidense y soldados afganos en el bastión talibán en Marjah, mientras varias escaramuzas se desarrollaban el lunes, en el tercer día de una gran ofensiva aliada contra el sur de Afganistán.

Hubo múltiples enfrentamientos esporádicos en varios barrios, mientras las fuerzas estadounidenses y afganas avanzaban lentamente en busca de rebeldes.

Hostigados durante el día por disparos provenientes de varias direcciones, las tropas aliadas apenas avanzaron 500 metros, mientras luchaban con pequeños escuadrones de tiradores emboscados, reportó AP.

Caravanas y vehículos blindados se desplegaron por callejones sin pavimentar, con una escolta de francotiradores de la Marina y soldados de infantería para protegerlos del fuego de los combatientes musulmanes.

Marjah, con una población de 80 000 residentes antes de la ofensiva, es un centro logístico de los talibanes.

La ofensiva masiva con aproximadamente 15 000 soldados estadounidenses, afganos y británicos es la mayor operación conjunta desde la invasión a Afganistán en 2001 encabezada por Estados Unidos.

El domingo, dos cohetes estadounidenses hicieron impacto en una casa en las afueras de Marjah, y mataron a 12 civiles, después de que el presidente de Afganistán había solicitado a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que tuviera cuidado en su campaña para recuperar el poblado del sur.

Seis niños estaban entre los muertos por el cohete, confirmó el lunes una fuente de la OTAN. Según PL, el mariscal Jock Stirrup, jefe de las fuerzas armadas del Reino Unido en Afganistán, admitió que la muerte de 12 civiles constituye «un grave revés». En opinión de Stirrup, este incidente pudiera incidir negativamente en los esfuerzos de las tropas invasoras para ganar el apoyo de las comunidades locales. No obstante, agregó que los accidentes eran «inevitables» durante el conflicto, en el que se enfrentan las tropas ocupantes y los insurgentes talibanes.

En declaraciones al programa BBC Today, el militar precisó que «en esta operación no se trata de luchar contra los talibanes, sino de proteger a la población local, y no los protegemos cuando los matamos», se reconoció.

Entre las quejas internacionales por esta matanza, el diario del Vaticano L’Osservatore Romano lamentó que se trate de «los mismos daños colaterales de siempre».

El ministro británico de Defensa, Bob Ainsworth, expresó su «pesar», mientras que el comandante de la OTAN en Afganistán, el general estadounidense Stanley McChrystal, mandó a suspender el uso del sistema de misiles que erró en el tiro y provocó las bajas civiles, hasta que concluya la investigación del suceso.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.