Siete militares de OTAN mueren durante ofensiva sureña afgana

Francotiradores rebeldes y artilleros obstaculizan el avance de más de 15 mil soldados afganos, estadounidenses y británicos, entre otros

Autor:

Redacción Digital

A sólo tres días de la ofensiva lanzada por la OTAN en Afganistán, el mando militar calificó hoy de objetivo alcanzado, pese al hostigamiento insurgente y las grandes bajas experimentadas por las tropas ocupantes en la provincia sureña de Helmand.

Según portavoces de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), parte de las localidades de Marjah y Nad Ali se encuentran bajo su control, aunque francotiradores rebeldes y artilleros obstaculizan el avance de más de 15 mil soldados afganos, estadounidenses y británicos, entre otros.

Esa versión comunicó que hasta la fecha murieron siete militares, cinco de Estados Unidos y dos del Reino Unido, y también perdieron la vida 12 civiles bombardeados por la aviación reactiva del Pentágono. También 27 supuestos rebeldes fallecieron.

Dos cohetes disparados durante el asalto de ayer domingo contra la ciudad de Marjah se desviaron unos 300 metros de su objetivo, e impactaron una vivienda en la cual perecieron 12 miembros de una misma familia.

Mientras, el portavoz insurgente, Muhammad Yousuf Ahmadi, citado por la Agencia Informativa de Prensa (AIP), atribuyó a sus hombres la autoría de la acción y aseveró que se llevó a cabo en el municipio de Marjah, donde unos 15.000 efectivos iniciaron la madrugada del sábado una gran ofensiva contra la insurgencia.

Ahmadi precisó que en el combate murieron 13 soldados extranjeros y otros siete resultaron heridos.

En lo que va de año perecieron 75 soldados ocupantes extranjeros, según el sitio icasualties.org.

La cifra de bajas de la OTAN sigue aumentando mientras se lleva a cabo la operación militar lanzada en la madrigada del sábado contra el distrito de Marjah, en la conflictiva provincia de Helmand, limítrofe con Paquistán.

Todas las zonas de Marjah y de la región aledaña de Nad Ali están tomadas por las fuerzas combinadas, dijo el general Aminulá Patiani, comandante de las tropas afganas en la «Operación Mushtarak» (Juntos).

Los rebeldes se replegaron en la zona, pero la amenaza de bombas siguen existiendo , afirmó Patiani, quien reportó que dentro de pocas horas se emitirá un comunicado oficial sobre la ofensiva.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.