Misión internacional intercede en conflicto en Níger tras golpe de Estado

Los golspitas anunciaron que entregarán el poder cuando se redacte una nueva Constitución y se celebren elecciones. Presidente Mamadou Tandja y tres de sus ministros continúan secuestrados

Autor:

Juventud Rebelde

NIAMEY, febrero 22.— Una tensa calma vive hoy Níger a cinco días del golpe de Estado perpetrado por una junta militar que derrocó al presidente Mamadou Tandja.

Los golpistas anunciaron la víspera que continuarán con el control del gobierno hasta que la cúpula política del país logre un acuerdo para redactar la nueva Constitución y estén listos para celebrar elecciones generales.

Desde que se conociera la noticia del secuestro de Tandja y la toma del poder por los militares, la comunidad internacional y los organismos regionales se pronunciaron contra el golpe y a favor del retorno del orden constitucional.

Este domingo, una misión liderada por Said Djinnit, secretario general de la ONU en África Occidental; Ramtane Lamamra, Comisionado de Paz y Seguridad de la UA y Mohamed Ibn Chambas, presidente de la Comisión de la Comunidad Económica de Estados de África del Oeste, llegó al país para interceder en el conflicto.

Tras reunirse con los golpistas, Chambas afirmó que la junta militar dio las «garantías necesarias» para el retorno al orden constitucional y que será redactada una nueva Constitución.

Ellos dicen que quieren una transición corta que termine lo antes posible, pero también es el diálogo político el que definirá el calendario, agregó el funcionario.

Mientras, el coronel Djibrilla Hamidou Hima, uno de los líderes de la asonada golpista, informó a la prensa que Tandja y tres de sus ministros siguen prisioneros, en un local de la intendencia de la presidencia.

«El ex primer ministro, el ex ministro del Interior y el de Finanzas están todavía bajo vigilancia porque tienen en su poder documentos muy delicados y debemos garantizar su seguridad», explicó Hima.

Esta información contradice un anuncio oficial que realizara el sábado el propio líder golpista desde Mali, donde aseguró que todos los miembros del gobierno estaban liberados y en sus hogares con sus familias.

La oposición nigerina, por su parte, espera el comienzo de las negociaciones políticas con la esperanza de que se establezca lo más pronto posible un gobierno civil.

Mientras se intenta buscar una solución a la crisis política, el presidente de Níger, Mamadou Tandja, y tres de sus ministros secuestrados el pasado jueves por una junta militar que usurpó el poder, se mantienen aún en manos de sus captores.

El coronel Djibrilla Hamidou Hima, uno de los líderes de la asonada golpista, informó a la prensa que los detenidos están bien y que Tandja se encuentra en un local de la intendencia de la presidencia.

«El ex primer ministro, el ex ministro del Interior y el de Finanzas están todavía bajo vigilancia porque tienen en su poder documentos muy delicados y debemos garantizar su seguridad», explicó Hima.

Tal información contradice un anuncio oficial realizado por el propio líder golpista desde Mali, donde aseguró que todos los miembros del gobierno estaban liberados y en sus hogares con sus familias.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.