Raúl Castro: Recién comienza el desafío tras el terremoto de Haití

Al intervenir este martes en la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, el mandatario cubano reflexionó sobre la situación de crisis que vive Haití, agravada por el devastador terremoto que azotó a la nación caribeña el 12 de enero pasado

Autor:

Redacción Digital

La decisión  de crear la Comunidad de Estados latinoamericanos y caribeños tiene una trascendencia histórica, afirmó el presidente cubano de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro, quien intervino en la mañana de este martes en la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, que tiene lugar en México.

«Cuba considera que están dadas las condiciones para avanzar con rapidez hacia la constitución de una organización regional puramente latinoamericana y caribeña que integre y represente a las 33 naciones independientes de la región».

Agradeció la adopción de un documento especial que reclama poner fin al injusto bloqueo, económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, así como las expresiones de solidaridad hacia su país manifestadas en la Cumbre.

El mandatario cubano reflexionó sobre la situación de crisis que vive Haití, agravada por el devastador terremoto que azotó a la nación caribeña el 12 de enero pasado, ocasionando miles de muertos y un sinnúmero de damnificados, además de importantes pérdidas materiales, especialmente en la capitalina Puerto Príncipe.

Cuando los titulares de prensa abandonen a Haití, cuando el momento de emergencia haya pasado, y se diluya la amenaza de una holeada migratoria, no puede cesar la ayuda a ese pueblo hermano porque el desafío tras el terremoto apenas comienza, agregó.

Raúl Castro aseguró que ese país hermano merece un esfuerzo de internacional envergadura. Venezuela, Cuba y los demás países del ALBA se proponen mantener e incrementar ese esfuerzo y estamos en disposición de colaborar con el resto de las naciones, sin excepción, en función de ayudar a Haití.

Explicó que la solidaridad de Cuba con el pueblo haitiano no llegó con el terremoto, sino que ha estado presente por más de una década, en la que colaboradores cubanos han favorecido el sistema de salud y educacional de la nación más pobre de América.

Más de 400 colaboradores cubanos trabajaban en Haití antes del terremoto, se habían realizado 45 000 operaciones oftalmológicas, 917 jóvenes haitianos se graduaron de nivel superior y 660 estudiaban en Cuba. Hoy prestan asistencia 1 429 colaboradores de la salud, de los cuales más de 400 son estudiantes de la ELAM, enumeró el jefe de Estado antillano.

Durante su discurso, compartió con los presentes un proverbio chino que leyó en la Capilla del Hombre, donde asistió con motivo de la toma de posesión de Rafael Correa en agosto pasado. Allí estaba escrito lo siguente: Yo lloré porque no tenía zapatos hasta que vi a un niño que no tenía pies.

«Este proverbio me hizo pensar en mi pueblo; en Martí, que nos enseñó que Patria es Humanidad; en Fidel, que con su magisterio nos ha educado en la solidaridad», confesó Raúl.

«A Cuba no le sobran recursos, más bien le falta de todo, pero está dispuesto a compartir lo que tiene, especialmente con los que más lo necesitan en el continente. Por eso la colaboración cubana permanecerá en Haití los años que sean necesarios, siempre que el gobierno de ese país lo permita», concluyó el presidente cubano.

Habló también de las acciones que se propone Cuba para enfrentar el cambio climático, que representa hoy «la principal amenaza para la humanidad».

Calificó de justa la demanda del gobierno ecuatoriano contra la decisión del Grupo de Activos Financieros Internacionales, que se toma la potestad de calificar o descalificar a los gobiernos, sin argumentos firmes; y ratificó el apoyo de Cuba al reclamo que el gobierno de Argentina hace sobre su derecho a explotar los recursos naturales de las Islas Malvinas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.