Desactivada alerta de tsunami en el Pacífico, con excepción de Rusia y Japón

Autor:

Redacción Digital

La alerta de tsunami para el Pacífico   tras el fuerte terremoto que golpeó Chile este sábado fue cancelada en todas  partes excepto para Rusia y Japón, donde se esperan olas de hasta tres metros,  dijeron autoridades citadas por AFP.

Las autoridades de Estados Unidos levantaron la alerta para Hawai y  California tras el terremoto de magnitud 8,8, que sólo generó pequeñas olas en  las islas estadounidenses sin que se reportaran víctimas ni daños materiales.

Las primeras olas sísmicas golpearon a ese estado del Pacífico  estadounidense, pero su altura y velocidad fueron menores, dijo el Centro de  Advertencia de Tsunami del Pacífico una hora después del impacto hacia las  11:20 horas locales.

Sin embargo persiste la advertencia para Japón. «Un tsunami de hasta tres  metros de altura se espera en el litoral japonés del Pacífico», declaró en  rueda de prensa un responsable de la agencia, Yasuo Sekita.

El tsunami avanzaba por el Pacífico a la velocidad de un avión a reacción,  a más de 700 kmh, dijo a la AFP el profesor de geología de la universidad de Colorado, Roger Bilham.

Aunque en el sur de California también se redujo la alerta, el Servicio  Nacional de Meteorología estará pendiente de cualquier cambio brusco en el  mar.

«Hawai esquivó la bala», dijo Nathan Becker, un oceanógrafo del Centro de  Advertencia de Tsunami del Pacífico, después de las primeras olas.

No obstante, ese centro advirtió que más tsunamis podrían producirse  minutos u horas más tarde, y recordó que ese tipo de fenómenos se caracteriza  por una serie de olas que van avanzando y no una sola y grande como se ha visto  en el cine.

Hacia las 12:45 hora local, al menos tres olas golpearon la localidad  hawaiana de Hilo, donde se elevó el nivel del mar, explicó Becker.

En Hawai, particularmente en Honolulu y en las turísticas playas de Waikiki, sonaron las sirenas desde la mañana alertando a la población cerca del  mar para que evacuaran casas y hoteles.

Esta fue la primera vez que Hawai encendió estas sirenas por tsunami desde 1994. Las autoridades de esta región facilitaron servicios de buses públicos para transportar a las personas que evacuaban.

El centro estadounidense de alerta de tsunamis para la costa oeste emitió  una advertencia válida para la costa del Pacífico desde la frontera mexicana en  California hasta Alaska, pasando por los estados de Oregon y Washington en  Estados Unidos y la provincia de Columbia Británica en Canadá.

Un oleaje extraordinario también se constató el sábado después del mediodía  en las costas del sur de California (oeste) entre Los Ángeles y San Diego, pero  no tuvieron ningún impacto de importancia.

Fuentes policiales de la costa californiana confirmaron que las olas que  observadas después de las 12:25 hora local, por reporteros y curiosos  desde el muelle de Santa Monica, en las playas de Malibu y de San Diego fueron  parte del alerta de tsunami.

En las playas de La Jolla, 120 km al sur de Los Ángeles, se vieron olas de  unos dos metros de altura. «No fue peligroso, pero el agua bajó un poco más de  lo normal y regresó en una ola», dijo el salvavidas John Everhart en San Diego  antes de agregar: «Definitivamente fue un evento de tsunami».

En Australia y Nueva Zelanda se registraron el domingo un aumento en el  nivel del mar de «unos centímetros», dando cuenta de la llegada del tsunami a  sus costas.

En las Islas Chatham, a 800 km al este de Christchurch, en la Isla Sur de  Nueva Zelanda, las primeras olas de 20 centímetros llegaron hacia las 07:00 hora local, y tres horas después medían 1,5 metros, indicaron las autoridades.

Un sismo de 8,8 grados de magnitud se registró el sábado en la zona central  de Chile y provocó que se lanzara advertencias de tsunami en toda la región del  Pacífico que compone el llamado anillo de fuego, que se extiende desde Japón a  la Antártida.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.