China y Estados Unidos inician conversaciones sobre sus relaciones

Los vínculos entraron en una renovada etapa de deterioro luego de que el gobierno norteamericano anunció planes de ventas de armas a Taiwán por valor de seis mil 400 millones de dólares

Autor:

Prensa Latina

BEIJING, marzo 2.— China y Estados Unidos inician hoy aquí un diálogo sobre sus relaciones regido por la interrogante de si disminuirán las tensiones, misión encomendada al subsecretario de estado James Steinberger.

Los vínculos entraron en una renovada etapa de deterioro luego de que el gobierno norteamericano anunció planes de ventas de armas a Taiwán por valor de seis mil 400 millones de dólares, acción protestada enérgicamente por Beijing.

El tono de las tensiones aumentó poco después por los encuentros del presidente Barack Obama y la secretaria de estado Hillary Clinton con el Dalai Lama, pese a los llamamientos chinos a Washington para que revocara ese recibimiento.

Todas esas acciones, que se suman a las disputas comerciales, llevaron las relaciones a un nivel que contrasta con las expectativas de muchos, tras la visita de Obama a este país en noviembre pasado.

En esa ocasión las partes firmaron varios acuerdos y emitieron pronunciamientos que apuntaban a avances en sus vínculos.

Pero con el año nuevo, la historia cambió y ello explica el viaje a la capital china de Steinberger y el director para Asia del Consejo de Seguridad Nacional, Jeffrey Bader.

Su misión es algo difícil porque China plantea que los recientes pasos de Estados Unidos violan los principios establecidos en los tres comunicados conjuntos sobre las relaciones bilaterales, reafirmados por Obama cuando estuvo aquí.

En esos documentos, así como en una declaración conjunta, la Casa Blanca se compromete a no interferir en los asuntos internos del Gigante Asiático, pero no ha sido así y califica tales acciones del gobierno norteamericano de promotoras del separatismo.

La visita tiene lugar en momentos en que los contactos militares y las conversaciones sobre seguridad están suspendidos por decisión de Beijing como respuesta a las mencionados medidas, incluida la advertencia de sanciones a las empresas estadounidenses involucradas en las ventas de armas a Taiwán.

Estos contactos hasta el próximo jueves, que se realizan a solicitud de la Casa Blanca, según anunció el vocero Qin Gang, están precedidos por declaraciones del embajador Jon Huntsman, quien pese a los recientes sucesos y sus negativos efectos, afirmó que 2010 será un buen año para estos vínculos.

Según el jefe de la misión diplomática estadounidense, los dos países se acercarán pronto y centrarán su atención en los asuntos globales en el resto del año.

Ese es un vaticinio deseado por tratarse de diferencias entre la primera y tercera economías del mundo, que en el caso del comercio viven frecuentes disputas, casi siempre agravadas con la imposición de aranceles. Cabe recordar que en los dos últimos meses se registraron ocho.

Frente al pronóstico del embajador respecto a lo que resta del año, está la realidad de los hechos y la histórica posición china de que en cuestiones de soberanía e integridad, jamás cederá.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.