Niños del proyecto Abhigyan visitan embajada cubana en la India

Los pequeños llegaron de la mano de la fundadora del proyecto educativo, Rakhi Rahsmi, quien agradeció la invitación del jefe de la legación de la isla caribeña Miguel A. Ramírez

Autor:

Prensa Latina

NUEVA DELHI, marzo 25.— Elpidio Valdés y otros personajes de los dibujos animados cubanos hicieron hoy aquí las delicias de una veintena de niños de la India a los que el proyecto Abhigyan salvó de convertirse en ayudantes de sus padres constructores.

Tímidos, pero sonrientes, llegaron los pequeños a la embajada de Cuba en Nueva Delhi, de la mano de la fundadora del proyecto, Rakhi Rahsmi, quien agradeció la invitación del jefe de la legación de la isla caribeña Miguel A. Ramírez.

Aunque muchos no sabían leer los subtítulos en inglés de los animados, y otros se comunicaban sólo en hindi, al final se impuso el lenguaje universal de las imágenes y todos pudieron disfrutar de la velada.

Rashmi explicó a Prensa Latina que la mayoría de los constructores en Nueva Delhi proceden de otros estados y viven a pie de obra con sus esposas e hijos, a los que por utilizar como ayudantes privan de la oportunidad de asistir a la escuela.

Los trabajadores que laboran en el campus de la Universidad Jawaharlal Nehru no son la excepción, agrega.

Comenzamos en 2005 con un pequeño grupo al que dábamos clases los fines de semana bajo un árbol, dentro del propio recinto universitario, cuenta la joven.

La perseverancia de Rashmi y la suma de voluntades de alumnos y profesores universitarios aumentaron hasta 50 los menores que se benefician del proyecto, dedicado ahora a preparar a los pequeños a matricular en las escuelas públicas cercanas.

Cuentan incluso con un ómnibus propio que los traslada hasta los centros escolares, y luego los traen de vuelta a sus precarias viviendas ubicadas dentro del campus.

Los fines de semanas, reciben clases de artes plásticas, música, ven películas junto a sus padres, visitan el zoológico o recorren museos.

El objetivo es brindarles acceso a una educación elemental que luego los ayude a abrirse paso en un país donde según estadísticas, más de 600 millones de personas viven en la pobreza, y 60 millones de niños sufren desnutrición.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.