Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia liberan a Pablo Emilio Moncayo

El joven cabo secuestrado durante 12 años por la guerrilla agradeció a quienes hicieron posible el reencuentro con su familia. «En primer lugar a Dios, a mi papá, por su labor titánica, incansable» y a los presidentes Rafael Correa, Hugo Chávez y Lula da Silva

Autor:

Juventud Rebelde

Florencia, Caquetá, marzo 30.— Contenta y satisfecha por el resultado feliz de una misión «agotadora» se manifestó la senadora colombiana Piedad Córdoba, en los momentos en que el joven cabo Pablo Emilio Moncayo, liberado algunas horas antes por las guerrilleras FARC, recibía ya los abrazos de su familia y caminaba de la mano con su padre Gustavo Moncayo, el Caminante por la Paz que desandó miles de kilómetros pidiendo un canje que posibilitara la liberación de su hijo, retenido por la guerrilla.

Hasta ese momento de la llegada, sanos y salvos, al aeropuerto de esta localidad, el operativo mantuvo en vilo a Colombia y al mundo. El joven, secuestrado durante 12 años por la guerrilla, mostraba aplomo y un aparente buen estado de salud a su llegada aquí, donde también lo aguardaban representantes de la organización Colombianos y Colombianas por la Paz y de instituciones europeas de defensa de los derechos humanos, quienes, entrevistados por Telesur, se habían manifestado antes a favor de las salidas pacíficas y contra la guerra.

En un comunicado leído por Córdoba, la insurgencia reconoció que esa liberación debió darse hace mucho tiempo, pero fue retardada por el empeño de Bogotá de hacerlo mediante un rescate militar, y reiteró la necesidad de un canje para que también se libere a los guerrilleros en cárceles del gobierno y de EE.UU., adonde fueron extraditados.

El operativo de este martes fue largo y sufrió dos paradas, una de ellas para recibir al soldado de manos de las FARC, contó la legisladora. Fue ella quien atendió a las preguntas de la prensa, junto al representante de la Iglesia Católica, monseñor Leonardo Gómez, quien le acompañó durante todo el trayecto, a bordo de un avión de la Fuerza Armada de Brasil. Momentos antes, un comunicado leído por el Comisionado para la Paz de Colombia, sin embargo, enturbió el momento de júbilo cuando calificó imágenes mostradas por Telesur del momento en que los insurgentes entregaban al soldado, como una violación de la secretividad del operativo y propaganda a favor de la guerrilla, al tiempo que pedía explicaciones.

Inmediatamente, un comunicado de Telesur afirmó que las imágenes fueron recibidas por correo electrónico y no tomadas por sus cámaras, y ratificó la rigurosidad y honestidad de Telesur.

El joven agradeció a quienes hicieron posible el reencuentro con su familia, «y en primer lugar a Dios, a mi papá, por su labor titánica, incansable»; al presidente del Ecuador Rafael Correa «por solicitar un gesto de paz de parte de la guerrilla con mi entrega», así como a las gestiones de Hugo Chávez, presidente de Venezuela, y al mandatario de Brasil, Lula da Silva, al grupo Colombianos y Colombianas por la Paz, a los periodistas, quienes hacen llegar las voces de sus familias a ellos en la profundidad de la selva, así como a la solidaridad de sus paisanos, a la Cruz Roja, al equipo aeronáutico de Brasil y «a la incansable doctora Piedad Córdoba».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.