Reinicio de las clases, un nuevo reto

Aunque en un principio la intención de reabrir el período lectivo en abril pareció imposible, lo cierto es que las actividades docentes se reiniciarán el próximo lunes y constituye el primer signo de rehabilitación de esa nación

Autor:

Redacción Digital

PUERTO PRÍNCIPE, abrIL 2.— El reinicio de las clases en esta capital y en todo el departamento Oeste parece hoy un reto demasiado grande para el gobierno haitiano, el cual se empeña en reabrir las aulas el próximo lunes, reportó PL.

El terremoto del 12 de enero pasado, que dejó más de 220 mil muertos, 300 mil heridos y más de un millón de damnificados, obligó a suspender la docencia en Puerto Príncipe y en la casi totalidad del departamento occidental.

La educación, tanto la pública como la privada, recibió un golpe descomunal y no solo perdió centenares de escuelas, sino también cientos de maestros y profesores y muchos alumnos.

En un principio, pareció que la intención de reabrir el período lectivo en abril era poco menos que imposible, pero las actividades docentes se reiniciarán el lunes, aunque tal vez no masivamente.

El Estado se comprometió a sumir el pago de los gastos de los alumnos y el salario de los maestros en las escuelas privadas afectadas por el movimiento telúrico.

Joel Desrosiers Jean-Pierre, ministro de Educación, hizo el anuncio a comienzos de la semana y sembró un poco de confianza en los estudiantes, la mayoría de los cuales vagó por las calles desde el sismo.

Desrosiers adelantó que el gobierno también ha movilizado fondos para respaldar los gastos de escolaridad y los salarios docentes, pero el apoyo monetario no incluye a las escuelas que reciben subvenciones del gobierno o de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

El titular de Educación anunció también que 500 sitios fueron preparados para recibir a estudiantes del departamento del Oeste, una cifra que, a todas luces, parece muy inferior a lo que se necesita.

Según un informe del Ministerio de Educación, el 57 por ciento de las escuelas públicas y el 26 por ciento de las privadas de la región de marras, fueron destruidos por el sismo.

Encima de eso, más de dos mil 300 de los centros escolares privados sufrieron daños y no pueden acomodar a los niños, una razón fundamental para creer que el curso solo se reiniciará de manera paulatina y no masivamente.

Por el momento, algunos estudiantes tendrán sus aulas en tiendas de campaña, las cuales comenzaron a llegar en los últimos días, en tanto se espera que la totalidad de las necesarias arriben al país antes de que termine el presente mes.

Pese al optimismo del gobierno, todavía es fácil encontrar alumnos y maestros que no creen que la educación vuelva tan pronto a la normalidad, si a esa situación de campaña se le puede llamar así.

Lo cierto, reiniciar la docencia en la capital puede ser el primer signo de rehabilitación de un país que pareció por momentos que entraba en un caos definitivo, pero que poco a poco comienza a levantarse.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.