Conmoción por muerte de Presidente polaco

El trágico accidente aéreo que este sábado causó la muerte del presidente polaco, Lech Kaczynski, su esposa y altos dirigentes del país (97 personas en total), obliga a adelantar las elecciones en el país centroeuropeo

Autor:

Juventud Rebelde

VARSOVIA, abril 10.— El pueblo polaco y líderes mundiales expresaron este sábado su estupefacción y pesar por la sorpresiva muerte del presidente polaco, Lech Kaczynski, cuando el avión en que viajaba se estrelló mientras se aproximaba al aeropuerto ruso de Smolensk.

Lech Kaczynski iba a bordo de la nave Tupolev TU-154 acompañado de su esposa María, y miembros del gobierno, diputados, jefes militares, dirigentes políticos y líderes religiosos. Los 88 miembros de la delegación oficial y otras ocho personas perecieron, después que el avión chocó, presuntamente contra los árboles en medio de una espesa neblina y se precipitó a unos 300 metros de la pista de aterrizaje de un aeródromo militar, incendiándose, reportaron diversos despachos.

De acuerdo con la agencia rusa RIA Novosti, que citó fuentes de seguridad de ese país, la nave de Kaczynski se estrelló por un error del piloto, quien habría rechazado la sugerencia de la Torre de Control de desviar el vuelo hasta Moscú o Minsk, la capital de Belarús, debido a la intensa niebla.

La delegación oficial viajaba a los actos conmemorativos por el 70 aniversario de la masacre de Katyn en 1940, relacionada con la muerte de oficiales polacos, recordó PL.

El premier ruso, Vladimir Putin, quien visitó el lugar de la tragedia, llamó a «aclarar lo más rápido posible» las causas del accidente y ordenó garantizar la atención con psicólogos, el transporte y el alojamiento de los familiares de los fallecidos que llegan a ese país.

Mientras, el fiscal general polaco, Andrzej Seremet, anunció la apertura de una investigación sobre el accidente. En ese marco, el ministro de Justicia, Krzysztof Kwiatkowski, dijo que la Cancillería de Varsovia pediría a Moscú autorización para acceder al lugar del accidente.

El titular de la Cámara Baja polaca, Bronislaw Komorowski, asumió como presidente interino según la Constitución polaca, y decretó una semana de luto.

«Es un drama sin precedentes. Es raro en el mundo que en un instante, tantos representantes de las más altas autoridades del Estado, de las fuerzas armadas y las autoridades espirituales, así como el presidente mismo, mueran», manifestó Komorowski, quien desempeña actualmente la presidencia de manera interina.

El líder del Parlamento precisó que luego de reunirse con todos los grupos políticos anunciará la fecha de las elecciones presidenciales, que deben tener lugar en los 60 días posteriores al anuncio. Antes del drástico suceso, los comicios estaban previstos para octubre.

«Estamos ante el evento más trágico de posguerra», consideró el premier polaco, Donald Tusk.

Reportes de agencias daban cuenta de la conmoción que el suceso ocasionó en Polonia, donde decenas de miles de ciudadanos, se concentraban en la noche del sábado frente al Palacio Presidencial de Varsovia para rendir homenaje al mandatario y a todas las víctimas.

La avenida que bordea el Palacio, próxima a la parte antigua, las calles adyacentes y la inmensa plaza Pilsudski estaban repletas e iluminadas por los cirios encendidos por la muchedumbre, precisó el despacho.

Inmediatamente que se conoció la noticia, los presidentes Hugo Chávez, de Venezuela; Evo Morales, de Bolivia; Cristina Fernández, de Argentina; Fernando Lugo, de Paraguay; Ricardo Martinelli, de Panamá; Dimitri Medvedev, de Rusia; Viktor Yanukovych, de Ucrania; Barack Obama, de Estados Unidos; así como el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, enviaron mensajes de condolencia, entre otros dignatarios.

Gobiernos como los de Ecuador, Chile, Perú, Colombia, Francia, Alemania, Gran Bretaña e Italia, también manifestaron su consternación.

Por su parte, Brasil decretó luto oficial de tres días, según una nota que patentiza el pesar del presidente Luiz Inácio Lula de Silva y del canciller Celso Amorim, y agrega que en este momento de dolor y pérdida, la nación europea podrá contar con la plena solidaridad brasileña.

En Polonia, Komorowski —quien es, además, el candidato del partido liberal Plataforma Ciudadana para las presidenciales— aseguró que «ante esta tragedia nacional inmensa, estamos todos unidos, no hay divisiones ni divergencias entre nosotros. Todos juntos dirigimos nuestras condolencias a las familias de las víctimas».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.