Buscan evitar más tragedias por lluvias en Río de Janeiro

El Gobierno regional estipuló un auxilio monetario para ayudar a las familias a pagar el alquiler, mientras se construyen nuevas viviendas en el centro de la ciudad

Autor:

Juventud Rebelde

RÍO DE JANEIRO, abril 12.— Las autoridades de Río de Janeiro pusieron en marcha una política de prevención, para evitar que se produzcan más muertes por deslizamientos de tierra, y trabajan para trasladar hacia lugares seguros a centenares de familias.

Los aguaceros que la semana pasada castigaron el estado de Río de Janeiro han dejado un balance parcial de 229 muertos, por lo que las autoridades decidieron intervenir y derribar las viviendas en zonas de riesgo, con el fin de evitar más tragedias, reportó EFE.

El Gobierno regional estipuló un auxilio de 400 reales mensuales (unos 230 dólares) para ayudar a las familias a pagar el alquiler, mientras se construyen nuevas viviendas en el centro de la ciudad.

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, anunció el domingo la construcción de 2 000 viviendas en áreas de la antigua prisión de Frei Caneca, derribada en marzo.

Los recursos provendrán de los 5 000 millones de reales (unos 2 775 millones de dólares) del Tesoro Nacional destinados a las obras de la Copa del Mundo de Fútbol en 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016. Del primer evento, Río de Janeiro será unas de las 12 ciudades sedes, y el organizador exclusivo del segundo.

Ocho favelas de la urbe serán intervenidas y unas 4 000 familias deberán abandonar sus casas. Se calculan en 10 000 las viviendas  en las llamadas zonas de riesgo geológico, como las laderas de los cerros, y la alcaldía pretende que salgan quienes las habitan antes de 2012.

Mientras tanto, en Morro do Bumba, en la vecina Niteroi, los bomberos buscaban a posibles víctimas del derrumbe de un barrio construido sobre un antiguo vertedero, pues creen que todavía puede haber más de 150 personas sepultadas en el lugar.

Según dijeron, 146 personas fallecieron en Niteroi, de ellas 36 en Morro do Bumba, mientras en Río de Janeiro fueron 63; 16 en Sao Gonzalo, y una respectivamente en Petrópolis, Magé, Paracambi y Nilópolis. Se contabilizan además otros 161 heridos.

La población brasileña ha respondido a los llamados para hacer donativos para las más de 52 000 víctimas de las inundaciones, deslaves y derrumbes provocadas por el temporal más fuerte de los últimos 44 años en ese estado.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.