Bélgica: retorna la crisis política

Cuando apenas se ha recuperado de la grave crisis financiera y económica de 2008, que está provocando el cierre de numerosas empresas, la tensión entre flamencos y valones ha provocado este jueves la ruptura inesperada del gobierno belga

Autor:

Juventud Rebelde

BRUSELAS, abril 22.— La tensión entre flamencos y valones ha provocado este jueves la ruptura inesperada del gobierno belga, encabezado por el premier ministro flamenco Yves Leterme, en el peor de los momentos para este país acosado por la crisis económica, y a las puertas de presidir la Unión Europea, reportó EFE.

La responsabilidad de este nuevo caos la han asumido en solitario los liberales flamencos del Open VLD, con su exigencia de hallar una solución inmediata al contencioso de los francófonos que viven en la periferia de Bruselas, que lleva décadas envenenando la vida política belga.

Los flamencos (de habla holandesa) exigen desde hace años que las poblaciones de Halle y Vilvoorde, situadas en Flandes pero donde vive una mayoría de valones (francófonos), sean separadas a efectos electorales y judiciales de Bruselas, la región-capital, única que disfruta de un estatuto bilingüe.

La escisión pondría fin a lo que constituye una anomalía desde que se fijó la frontera lingüística en este país, pero despojaría a miles de francófonos de derechos básicos, como el poder votar por listas francófonas y ser juzgados en la lengua materna.

La decisión de retirarse del gobierno federal, tomada esta mañana por sorpresa por la joven dirección del Open VLD, ha desencadenado la inmediata caída del segundo gabinete de Leterme y ha sumido al país en la confusión más completa.

Apenas cinco meses después de su regreso como primer ministro, Leterme ha acudido a presentar su dimisión al rey Alberto II, quien mantiene «en suspenso» su respuesta, según un comunicado, que subraya lo «inoportuno» de esta crisis política, ya que puede suponer «un grave perjuicio para el bienestar económico y social de los ciudadanos y para el papel de Bélgica en el plano europeo».

Bélgica, en efecto, apenas se ha recuperado de la grave crisis financiera y económica de 2008, que está provocando el cierre de numerosas empresas, como la fábrica de Opel en Amberes, y dentro de dos meses recibirá de España la Presidencia rotatoria semestral de la Unión Europea.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.