Cubanos continúan campaña antivectorial en Haití

Las lluvias intensas de un par de semanas atrás motivaron que se incrementaran las poblaciones de mosquitos y con ellos la posibilidad de que proliferen enfermedades transmisibles por picaduras

Autor:

Juventud Rebelde

La campaña antivectorial que realiza la Brigada Médica Cubana en varias comunas del Departamento del Oeste continúa este lunes con la intención de ponerle coto a la proliferación de mosquitos y roedores, sobre todo en los campamentos de desplazados haitianos.

El doctor Gonzalo Estévez, jefe de Epidemiología de la referida brigada, aseguró a Prensa Latina que las lluvias intensas de un par de semanas atrás motivaron que se incrementaran las poblaciones de mosquitos y con ellos la posibilidad de que proliferen enfermedades transmisibles por picaduras.

En Haití se encuentran variedades que pueden transmitir el dengue y el paludismo y la cruzada contra esos insectos se inició a propuesta del gobierno del país y de los pobladores de las comunas de Gresier, Leoganne, Grand Goave y Petit Goave.

«Por ahora, tratamos de bajar los índices de mosquitos, sin embargo no será nunca una solución total. Si nos fijamos en los campamentos, nos damos cuenta de que facilitan la reproducción y multiplicación de los referidos insectos, por la aglomeración de personas, a veces sin protección o sin las condiciones higiénicas mínimas», enfatizó el doctor Estévez.

Para el galeno, esta campaña es un recurso ocasional, porque el objetivo principal es trazar programas de lucha antivectorial a largo plazo, porque en Haití sólo existe uno, contra la malaria, y ese no realiza acciones completas en todo el país.

La lucha contra el paludismo -o malaria- se inclina más a la protección de las personas y no contra el vector o agente transmisor, por eso realizaremos una encuesta a gran escala, para establecer programas puntuales.

En Haití trabajan técnicos cubanos de laboratorio en el diagnóstico de las enfermedades, además de especialistas del Instituto de Medicina Tropical (IPK) de Cuba en el Laboratorio Nacional de Salud Pública de Haití, advirtió.

Según Estévez, unos trabajan en la parte vectorial y otros en la parte de epidemiología.

Cuba apoya al Ministerio de Salud del país caribeño en el desarrollo de programas de prevención, porque hasta ahora la Misión Médica Cubana se dedicó completamente a la atención, a la medicina curativa.

Después del terremoto del 12 de enero pasado, Cuba extendió su ayuda a la rehabilitación y ahora desarrolla la higiene y la epidemiología con la intención de prevenir enfermedades.

El paludismo es endémico en Haití y en el Departamento del Oeste se contagian todos los meses muchas personas y la presencia de las precipitaciones destapó las alarmas por temor a una epidemia.

El referido departamento resultó el más afectado por el movimiento telúrico del 12 de enero pasado, en el cual perdieron la vida más de 220 mil personas, 300 mil resultaron heridas y casi un millón y medio damnificadas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.