Estadounidenses esperan milagro para detener derrame petrolero

El presidente Barack Obama no sabe qué hacer, British Petroleum no sabe qué hacer, señaló Rocky Twyman, fundador del grupo «Plegaria en el surtidor», un sentimiento que se apodera de los norteamericanos

Autor:

Prensa Latina

WASHINGTON, junio 16._ Los estadounidenses esperan hoy un milagro para contener el derrame de petróleo que en el golfo de México amplía el mayor desastre ecológico en la historia del país.

La víspera el grupo «Plegaria en el surtidor», compuesto por unas 50 personas cantó música gospel frente a la Casa Blanca para protestar por el manejo de la crisis ambiental y sus consecuencias económicas para el pueblo estadounidense.

Creemos que la única solución al problema es rezar y la intervención divina.

El presidente Barack Obama no sabe qué hacer, BP no sabe qué hacer, señaló Rocky Twyman, fundador del grupo, sentimiento que se apodera de los norteamericanos.

Este martes, tras concluir su gira de dos días por parte de la zona afectada, el mandatario reconoció que la población se encuentra asustada y enfadada por el derrame.

A 58 días de iniciado el vertido, informes en manos del congreso estadounidense sostienen que al menos cinco petroleras que explotan pozos en aguas profundas exhiben idénticas fallas que la BP.

Puesta contra las cuerdas, la BP anunció la víspera el inicio del despliegue de un segundo equipo para recolectar el crudo que vierte la siniestrada plataforma Deepwater Horizon.

La empresa aseguró que este dispositivo podría incrementar significativamente el crudo recuperado.

La instalación dañada descarga entre cinco millones 500 mil y nueve millones 500 litros de petróleo al día, según los últimos estimados publicados por el gobierno norteamericano.

Mientras tanto, Obama nombró el lunes a Michael Bromwich como nuevo jefe de la agencia Minerals Management Service, que supervisa la explotación y comercialización del petróleo. Bromwich fue viceministro de Justicia e inspector general del departamento de Justicia.

Hace varias semanas, el mandatario aseguró que en esa entidad reguladora existía corrupción en la expedición de los permisos de exploración y explotación.

Por otra parte, en su primer discurso de anoche desde la oficina oval sobre el derrame, el mandatario abordó aspectos del plan para recuperar la zona, el nombramiento de un ejecutivo para la supervisión de las labores en el área dañada y la creación por BP de un fondo de compensación a los afectados.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.