Saluda Monseñor Mamberti a jóvenes de la ELAM

El Secretario de la Santa Sede para las Relaciones con los Estados también recorrió las instalaciones de la escuela Solidaridad con Panamá

Autor:

Marina Menéndez Quintero

El Secretario de la Santa Sede para las Relaciones con los Estados, Monseñor Dominique Mamberti, visitó este sábado la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), donde compartió con una representación de los estudiantes, a quienes felicitó y brindó su palabra de aliento.

Estos son años muy lindos de la juventud, y estoy seguro de que ustedes aprovecharán lo mejor de la formación que les es ofrecida aquí en Cuba, para que vuestro servicio a sus pueblos y sus hermanos sea el mejor y más fructífero posible, les dijo luego de recordar el carácter científico pero también humano de esa formación, y considerar «un gran placer» el poder reunirse con estudiantes provenientes de tantos países, en la que calificó como institución «prestigiosa».

Monseñor Mamberti también apuntó que es muy importante la Medicina, y concedió la razón a quienes la comparan con el sacerdocio. La Medicina, dijo, es una relación de persona a persona, y eso requiere de una gran calidad científica y también humana.

A su llegada a la escuela, el doctor Juan Carrizo, rector de la ELAM, le había dado la bienvenida.

Hace diez años, la ELAM abrió sus puertas por idea del Comandante en Jefe Fidel Castro, recordó el Rector. Convertido el propósito en un programa que incluye a 14 universidades médicas en toda la Isla, se forman en Cuba como galenos, en estos momentos, 21 000 jóvenes procedentes de un centenar de naciones, explicó el doctor Carrizo. En cinco graduaciones desde el año 2005, se han titulado ya 7 242 médicos de 54 países.

Por su parte, los educandos expresaron a Monseñor Mamberti sus sueños de hermandad, justicia e igualdad, y su alegría por el encuentro.

La víspera, el Secretario de la Santa Sede para las Relaciones con los Estados visitó la escuela Solidaridad con Panamá, donde se manifestó admirado por sus educadores y niños, luego de recorrer la instalación donde 109 pequeños procedentes de distintos lugares del país estudian y aprenden a desarrollarse, sobreponiéndose a su discapacidad.

En ambas visitas, Monseñor Dominique Mamberti estuvo acompañado por el Nuncio Apostólico en Cuba, Giovanni Ángelo Becciu, y Eduardo Delgado, embajador de nuestro país en el Vaticano.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.