Irán reacciona ante amenazas y sanciones de EE.UU. y Occidente

El comandante de las fuerzas terrestres de Irán, Amir Pourdastan, aseguró que el país es capaz de contrarrestar cualquier ataque contra sus fronteras con ayuda de misiles nacionales de gran precisión

Autor:

Juventud Rebelde

TEHERÁN, julio 6.— Jefes militares iraníes afirmaron hoy estar listos para repeler una eventual agresión estadounidense-israelí, mientras líderes políticos y religiosos revelaron los móviles de las crecientes amenazas y adoptaron nuevas acciones contra las sanciones de la ONU, informó PL.

El comandante de las fuerzas terrestres de Irán, Amir Pourdastan, aseguró que el país es capaz de contrarrestar cualquier ataque contra sus fronteras con ayuda de misiles nacionales de gran precisión.

«Puedo confirmar que tenemos una avanzada capacidad misilística, que nos permitiría con prontitud golpear a cualquier agresor», expresó el militar de alto rango a la agencia Mehr News, tras subrayar el «considerable incremento» de la precisión de los cohetes iraníes.

Los comentarios de Pourdastan ocurrieron después de que el subcomandante de operaciones de la Fuerza Aérea, Majid Pirhadi, reveló planes para equipar en los próximos meses todas las bases de frontera con aviones no tripulados (drones), también de factura nacional.

Pirhadi explicó que inicialmente los aparatos harán sólo vuelos de reconocimiento, pero con posterioridad buscarán alcanzar objetivos y servir de señuelo, combatir, investigar y mejorar esa tecnología, pues -aseveró- la fuerza aérea está en las últimas etapas de desarrollo.

Irán ha insistido en que su poderío militar será usado únicamente para defender su territorio de agresiones foráneas, y en ese sentido anunció el 2 de julio que renovó con éxito uno de sus aviones de combate "estratégicos" Mig-29 para unirlo a la flota aérea de combate.

La renovación del caza la hicieron ingenieros persas en una base aérea de la ciudad noroeste de Tabriz, desde donde despegó, dijo el comandante de la fuerza aérea iraní, Hassan Shah-Safi, al canal IRIB.

Entretanto, la comisión de política exterior y seguridad nacional del parlamento (Majlis) decidió constituir hoy un comité especial dedicado a enfrentar lo que los diputados definieron como complots estadounidenses y británicos contra el programa nuclear.

La medida pretende también proteger los logros iraníes en materia atómica, reforzar la postura gubernamental de defender los derechos legítimos del país a desarrollar esa tecnología, y trazar pautas sobre la relación con Occidente, dijo el diputado Hossein Ebrahimi.

Ebrahimi, vicejefe de la comisión permanente del Legislativo, añadió que los diputados apoyaron distintas ofertas relacionadas con el tema, sin renunciar a que el país utilice el combustible nuclear que necesita para fines pacíficos.

Precisamente, el representante de Irán ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Ali Asghar Soltanieh, subrayó que Teherán continuará su cooperación honesta con ese ente, pero basada en principios y sin comprometer sus derechos nucleares.

La agitada gestión política en Irán, junto con los aprestos defensivos de la República Islámica, se arrecieron desde hace semanas a raíz de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que el 9 de junio aprobó un cuarto paquete de sanciones económicas.

Potencias occidentales, encabezadas por Estados Unidos, intentan que esta nación detenga el enriquecimiento de uranio bajo el argumento de que pudiera emplearlo con propósitos militares, y buques de guerra estadounidenses e israelíes están desplegados en el Golfo Pérsico.

Mientras, el ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi, aseveró que las amenazas del régimen sionista contra su país están dirigidas a distraer la atención de la presión internacional sobre Tel Aviv, tras la agresión letal a una flotilla de pacifistas que iba para Gaza.

Vahidi restó, sin embargo, impacto a las amenazas de Israel contra el país islámico. «No vemos ninguna potencialidad en el régimen sionista para amenazar a la República Islámica», acotó.

Por su lado, el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, afirmó ayer desde la localidad noroeste de Bonab que las medidas punitivas de la ONU no podrán dañar el progreso del país.

Sin embargo, el secretario de la Unión de Aerolíneas de Irán, Mehdi Aliyari, denunció que algunos aeropuertos internacionales, tanto europeos como árabes, se han negado a suministrar combustible a aviones iraníes de pasajeros que vuelan por esos espacios aéreos.

Entre las naciones que empezaron a adoptar las sanciones desde el pasado jueves, Aliyari mencionó Gran Bretaña, Alemania, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos, aunque autoridades de esos Estados negaron las afirmaciones persas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.