Grecia se paralizó otra vez

Los griegos marcharon por las calles de Atenas y otras ciudades del país en contra el plan de ajuste y la reforma del sistema de pensiones del Gobierno

Autor:

Juventud Rebelde

ATENAS, julio 08.— Una gran parte de los servicios públicos en Grecia quedó paralizada este jueves por una nueva huelga general, la sexta desde comienzos de año, contra el plan de ajuste y la reforma del sistema de pensiones del Gobierno, reportó DPA.

Todos los servicios de transbordadores que comunican el puerto de El Pireo con las islas griegas del mar Egeo se suspendieron. En Atenas dejaron de circular los trenes del metro y los autobuses. También permanecieron cerradas todas las oficinas públicas, incluyendo los ministerios, los museos y las agencias tributarias, así como las escuelas y las universidades.

Por la mañana, entre 10 000 y 15 000 personas, según datos de los sindicatos, se manifestaron en el centro de Atenas contra las medidas de ahorro. Se esperaban sin embargo muchas más personas. La marcha de protesta fue hasta el edificio que alberga el Parlamento y allí los manifestantes corearon: «No toquen nuestras pensiones», y llamaron «ladrones» y «mentirosos» a los diputados.

Además, hubo pequeñas concentraciones en Tesalónica y en otras ciudades del país. Durante la jornada, se suspendieron decenas de vuelos por una huelga de cuatro horas de los controladores aéreos. Las emisoras de radio y televisión suspendieron sus noticieros, debido a que también los periodistas participaron en la huelga. Los médicos de los hospitales públicos solo atendieron casos de emergencia.

Incluso en el Parlamento se trabajó con servicios mínimos debido a que gran parte de los funcionarios secundó la huelga.

No obstante, según una encuesta difundida por el diario Epikaira, casi un 70 por ciento de los consultados admitió que la única forma de evitar la bancarrota son las dolorosas medidas impuestas por la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

El plan de ajuste prevé, entre otras medidas, la congelación de las contrataciones en el sector público, recortes a los salarios de los empleados públicos y fuertes reducciones del gasto social. Además, la edad de jubilación se retrasará de 61 a 65 años como promedio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.