Venezuela vigilante tras ruptura de relaciones con Colombia

El presidente Hugo Chávez ordenó máxima alerta en la zona fronteriza

 

Autor:

Juventud Rebelde

Venezuela se mantiene este viernes vigilante y en espera de nuevos pronunciamientos y medidas tras la ruptura la víspera de las relaciones diplomáticas con Colombia como respuesta a las agresiones del Gobierno de la vecina nación, informa Prensa Latina.

Tras informar acerca de la medida, el presidente Hugo Chávez ordenó máxima alerta en la zona fronteriza.

Uribe (Álvaro) es capaz de cualquier cosa en los días que le quedan en la Casa de Nariño, sentenció luego de descalificar supuestas pruebas sobre la presencia de guerrilleros colombianos (FARC y ELN) en territorio nacional esgrimidas por voceros de Bogotá ante la Organización de Estados Americanos.

Poco después del anuncio del estadista, el canciller Nicolás Maduro afirmó que se evalúa un conjunto de medidas de protección, aseguramiento y protesta ante los recientes ataques.

Se están considerando otras decisiones en materia económica y aeronáutica, para defender la dignidad de nuestra nación, enfatizó.

Una de las primeras disposiciones fue la notificación a los diplomáticos colombianos acreditados aquí para que abandonaran el país en un lapso de 72 horas, así como el regreso del personal de la embajada venezolana en Bogotá.

Asimismo, el gobierno de Venezuela solicitó a la Unión de Naciones Suramericanas la convocatoria a un consejo de ministros de relaciones exteriores para analizar la escalada en las agresiones desde Colombia.

El pedido fue realizado a Ecuador, país a cargo de la presidencia pro-tempore del bloque regional, integrado por 12 estados.

En declaraciones a la prensa, Maduro llamó al pueblo a asumir una posición activa para respaldar la postura del ejecutivo venezolano y alertó acerca de posibles acciones de sectores opositores destinadas a apoyar las inculpaciones de la saliente administración colombiana.

La exacerbación de los ataques contra Caracas es vista aquí como un intento de minar un futuro diálogo entre los dos países, cuyas relaciones se congelaron en 2009 tras la instalación de siete bases militares estadounidenses en la vecina nación.

En opinión de Chávez, las imputaciones persiguen, además, justificar la incapacidad del gobierno de Uribe para resolver el problema de las guerrillas.

En medio de la profundización del diferendo, el estadista reiteró que espera que Juan Manuel Santos (quien asumirá la presidencia de Colombia el venidero 7 de agosto) contribuya a un posible entendimiento bilateral.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.