Arrestan a manifestantes durante protestas en Phoenix

La entrada en vigor de la polémica ley migratoria SB 1070 en Arizona provocó numerosas detenciones en Phoenix durante una marcha en la que cientos de activistas de Arizona y otros rincones de EE.UU. exigieron la anulación total de la legislación

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, julio 29.— Grupos de inmigrantes y religiosos estadounidenses prosiguieron este jueves las protestas por la entrada en vigor de la polémica ley migratoria SB 1070 en Arizona, y varios fueron arrestados, reportaron despachos de prensa.

La legislación, que criminaliza a los indocumentados, entró en vigor pese a la suspensión temporal de algunas de sus partes más controversiales y que ilustran claramente su carácter discriminatorio y racista, reportó PL.

A mediados de la tarde no se había precisado el número de personas detenidas en Phoenix, cuando participaban en una marcha en la que cientos de activistas de Arizona y otros rincones de EE.UU. protestaron para exigir la anulación total de la ley y pedir una reforma migratoria integral.

Los manifestantes instaron a las escuelas públicas, a los gobiernos locales y a la policía a no cumplir lo firmado por la gobernadora Jan Brewer, durante una marcha desde la Iglesia hasta las oficinas del sheriff del condado de Maricopa, Joe Arpaio.

De momento no se reportaron enfrentamientos con la policía, que custodiaba fuertemente el área de la protesta, según describió Telesur.

En una resolución de última hora, el miércoles, la jueza Susan Bolton restringió el efecto de la controvertida ordenanza, sin alterar el punto relacionado con la contratación laboral de inmigrantes ilegales.

Por ende, desde este jueves es considerado un delito ofrecer trabajo a un extranjero asentado en Arizona sin documentos migratorios en regla.

Recién se conoció que el estado sureño también sopesa un proyecto de ley dirigido contra los hijos de los indocumentados.

Luego de la decisión de Bolton, la gobernadora republicana de Arizona precisó que apelará la medida y dijo que para ello presentará la demanda ante el Noveno Circuito Judicial de San Francisco, California.

Agregó que si es necesario se abrirá paso además hasta la Corte Suprema de Justicia en Washington, con la meta de invalidar el veredicto de la jueza federal que censuró parcialmente al programa.

Arizona, estado fronterizo con México y donde viven unos dos millones de hispanos, cerca de medio millón de ellos indocumentados, se convirtió en centro de una ácida polémica nacional tras la aprobación de la ley, calificada desde el inicio como discriminatoria y racista.

Esta situación destapó un amplio debate entre los estadounidenses sobre la necesidad de abordar el tema migratorio en todas sus vertientes y reformar las leyes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.