Disminuyen incendios forestales en Rusia

Al menos 191,8 hectáreas de bosques fueron liberadas de las llamas después de la emergencia declarada el 31 de julio pasado para combatir 10 siniestros en la región de Saratov

Autor:

Juventud Rebelde

MOSCÚ, agosto 9.—  Más de 200 mil bomberos y voluntarios luchan aún contra unos 500 incendios forestales en Rusia, mientras las autoridades anunciaron hoy la liquidación de todos los focos en la región de Saratov, reportó PL.

Al menos 191,8 hectáreas de bosques fueron liberadas de las llamas después de la emergencia declarada el 31 de julio pasado para combatir 10 siniestros en la referida provincia, cuyos bosques ocupan sólo el siete por ciento de sus más de 10 millones de hectáreas.

Las autoridades de Saratov mantienen en activo a 50 brigadas móviles ante el peligro de que surjan nuevos focos a causas de las altas temperaturas que en esta jornada se esperan lleguen a casi 40 grados en esta capital.

Desde el inicio de la llamada temporada de incendios forestales, Saratov registró 226 casos de ese tipo en un área de dos mil 720 hectáreas, casi cuatro veces la cifra registrada en 2010.

El ministro ruso de Situaciones de Emergencia (MCHS), Serguei Shoigu, declaró la víspera que para esta semana se espera sofocar todos los incendios provocados por la combustión de la turba en la región de Moscú.

Algunos especialistas recuerdan que la turba, surgida del proceso de secado de pantanos, para hacer combustión necesita una humedad relativa mayor al 28 por ciento, sólo tres puntos más que la pólvora, y puede arder a siete metros de profundidad y tras una leve llovizna.

La prensa local comenta que con la reforma de la administración de los bosques que entró en vigor en 2007, se redujo el personal de guardabosques. En 2000, los guardaparques llegaban a 200 mil, mientras que ahora se acercan a los 60 mil.

Analistas recuerdan que durante los grandes incendios forestales de 1972, cuando también se registró un intenso verano, se movilizaron unos 100 mil militares y decenas de brigadas de la retaguardia, especializadas en la construcción de aguaductos.

Por su lado, el MCHS aumentó a seis mil 883 el número de bomberos que lucha contra 26 incendios provocados por la turba en 46,6 hectáreas, y contra 44 siniestros forestales en 193,6 hectáreas en los alrededores de Moscú.

Un leve y sostenido viento suroeste lleva a la capital una espesa nube de humo que se agrava al unirse con la contaminación citadina, lo cual llevó a una elevada concentración de monóxido de carbono.

Además, más de dos mil viajeros quedaron varados en el aeropuerto de Damaedovo, el más cercano a la zona de los más graves incendios, tras la suspensión de vuelos por escasa visibilidad, aunque la norteña terminal de Sheremetievo funciona en su régimen habitual.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.