Irán proseguirá enriquecimiento de uranio

El presidente de la Comisión de Exteriores y Seguridad Nacional del Parlamento de la nación persa, Alaeddin Borujerdi, respondió así al portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs

Autor:

Juventud Rebelde

TEHERÁN, agosto 14.— Irán continuará el enriquecimiento de uranio para uso pacífico, después de iniciar las operaciones de la planta atómica de Bushehr, en el Golfo Pérsico, con combustible provisto por Rusia, porque lo necesita para centrales futuras, afirmó un alto funcionario persa, citado por PL.

El presidente de la Comisión de Exteriores y Seguridad Nacional del Parlamento, Alaeddin Borujerdi, respondió así al portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, para quien Teherán «no tiene necesidad» de llevar adelante un proceso de ese tipo. Según Gibbs, Irán no precisa «disponer de la capacidad propia de enriquecimiento de combustible, si sus intenciones, como declara, son para el desarrollo de un programa nuclear pacífico».

Borujerdi reaccionó y dijo que «el portavoz de la Casa Blanca debería mejorar su conocimiento de la cuestión nuclear».

«En el Parlamento hemos votado una ley que impone al Gobierno producir 20 000 megawatts de energía de centrales nucleares, y esto significa construir 20 reactores como el de Bushehr. Para estas plantas tenemos necesidad de combustible, y entonces debemos enriquecer uranio, y lo haremos», concluyó el legislador.

El próximo sábado se espera la arrancada de la planta nuclear Bushehr, construida por la corporación rusa Atomostroiexport. Una fuente de la institución de energía atómica rusa declaró que el arranque físico está lejos de significar que la planta nuclear está en activo.

Para ello deberá efectuarse la arrancada energética, cuando comienza a producir electricidad, aclaró la fuente a Gazeta.ru. La central de Bushehr debió iniciar sus labores antes de finalizar el pasado año, pero los especialistas consideraron que era necesario realizar todas las pruebas requeridas para garantizar la seguridad del funcionamiento de la instalación.

De acuerdo con el jefe de la Organización Iraní para la Energía Atómica, Ali Akbar Saleji, la arrancada energética podría tener lugar a mediados de septiembre. Aún está por determinarse qué tipo de combustible nuclear (pesado o ligero) empleará la central, cuya construcción fue retomada por Atomstroiexport en 1997.

El Gobierno ruso afirma que la construcción y puesta en explotación de la referida planta está bajo estricto control de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA).

La República Islámica de Irán defiende el carácter pacífico de su sector nuclear y el derecho —como país firmante del Tratado de No Proliferación Nuclear— de procesar uranio y obtener combustible para sus centrales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.