Prisionero mapuche pide intervención de Ban Ki Moon en conflicto de huelga

En la carta, el preso político mapuche Héctor Llaitul expone al secretario general de la ONU cinco exigencias de los comuneros indígenas para levantar la huelga de hambre que mantienen desde hace 74 días

Autor:

Juventud Rebelde

El preso político mapuche Héctor Llaitul envió una carta al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki Moon, para solicitarle su intervención en el conflicto derivado de la huelga de hambre que, desde hace 74 días, mentienen 34 comuneros de esa etnia indígena chilena para exigir reivindicaciones al Gobierno de Chile.

Ademñas, Llaitul, relató en la misiva al alto funcionario de la ONU las cinco condiciones que exigen los comuneros para levantar la protesta de ayuno.

Entre las condiciones expuestas por el preso político indígena se encuentra la exigencia al Gobierno chileno de no aplicar la justicia militar en procesos judiciales abiertos a luchadores mapuche, así como también la no aplicación en esas causas de la Ley Antiterrorista, instrumento jurídico heredado en Chile de la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990).

Además, Llaitul notificó al secretario general de la ONU que los comuneros mapuche en huelga de hambre exigen que no se militarice las zonas de la comunidad indígena, a fin de que cese la represión hacia ellos por parte del Estado.

También planteó la demanda central de la protesta que llevan adelante desde hace más de 70 días los comuneros mapuche, la devolución de las tierras ancestrales a las comunidades originarias y la libertad de todos los presos políticos de ese pueblo indígena.

El envío de la carta al alto funcionario coincidió con la petición que, también por escrito, realizó al secretario general de la ONU la Comisión chilena de Derechos Humanos para que el organismo actúe de manera urgente a fin de que los presos mapuche levanten la huelga de hambre.

El Gobierno de Chile expresó su molestia por la carta que el prisionero mapuche envió al secretario general de la ONU. Desde Nueva York, el presidente chileno, Sebastián Piñera, recibió con desagrado la noticia.

La huelga de hambre que mantienen los prisioneros mapuche es un obstáculo para la pretensión de Chile de renovar su puesto dentro del consejo de derechos humanos de la ONU en 2011.

El pasado miércoles, Francisco Vera, vocero de los presos mapuche que mantienen la huelga exigió al presidente Piñera que «deje a un lado la soberbia y se siente a dialogar en una verdadera mesa» para encontrar la solución al problema.

Piñera «lo que quiere es limpiar la imagen, pero no resolver el conflicto a fondo. Aquí hay vidas en riesgo, por eso le hacemos un llamado para que deje la soberbia y se siente a dialogar en una verdadera mesa, es la condición para que los hermanos (mapuche) dejen la huelga de hambre porque están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias», indicó Vera en entrevista concedida a Telesur.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.