Pueblo se moviliza en apoyo a Correa

Policía impide a la ciudadanía llegar al Palacio de gobierno y al Hospital Militar, donde se encontraba el presidente Correa, informó Telesur

Autor:

Juventud Rebelde

QUITO, septiembre 30.— El pueblo ecuatoriano y organizaciones sociales se movilizaron espontáneamente hacia la plaza frente a la Casa Presidencial, donde miles de personas respaldaban al gobierno del presidente Rafael Correa frente a un intento de golpe de Estado, reportó PL.

Sin embargo, noticias de última hora dadas a conocer por Telesur dijeron que eran los mismos gendarmes policiales quienes estaban impidiendo al mediodía el paso a las nuevas personas que intentan llegar al Palacio de Carondelet y al Hospital de la Policía, donde se encontraba el presidente Correa.

Aún cuando la insubordinación policial en varias ciudades del país se presentó como reacción de protesta ante la ley de Servicio Público, aprobada la víspera por el Parlamento por 106 de 120 votos, el Gobierno la califica ya de intento de golpe de Estado.
Así lo definió el ministro Coordinador de Seguridad Interna y Externa, Miguel Carvajal, quien confirmó que se trata de un intento claro de desestabilizar al Gobierno y derrocarlo.

La protesta, que incluyó agresiones directas al jefe de Estado por parte de unos mil policías concentrados frente al Regimiento Quito 1, es el primer intento de efectivos en activo por desestabilizar el proyecto histórico, apoyado por la gran mayoría del pueblo ecuatoriano.

En el Palacio de Carondelet, miles de ciudadanos concentrados expresaban con gritos su respaldo a Correa, quien se asomó al balcón presidencial. Informaciones dispersas hablan de presuntas acciones de uniformados en diferentes puntos del país, en esta capital reina un caos de tráfico y se dice, sin confirmar, que policías intentaban tomar la Asamblea Nacional y grupos de la Fuerza Aérea habrían tomado el control de algunos aeropuertos.

Sin embargo, el Gobierno reiteró su confianza en los mandos militares y destacó la manipulación informativa del contenido de una ley hecha para beneficiar a todos los trabajadores, reportó PL.

La realidad es que el país vive un clima de tensión, agravado por la manipulación informativa de canales televisivos opositores y medidas de coacción por parte de los sublevados a los periodistas que intentan reflejar el curso de este intento de golpe militar.

Correa anunció que hablaría en breve a la multitud congregada en la Plaza Grande frente al Palacio de Carondelet y relató que le apuntaron y dispararon gases lacrimógenos, se dobló la pierna operada en el tumulto, por lo cual tuvo que ser atendido por médicos.

El Presidente denunció un presunto intento de secuestro de su persona y familia.

Podrán matarme a mí, enfatizó Correa a la Radio Pública, pero habrán miles más dispuestos a dar su vida para defender la democracia y la Revolución Ciudadana.

Por su parte, el ministro de Seguridad Nacional, Miguel Carvajal, declaró a Telesur que no se trata de un movimiento que implique a todos los agentes policiales, y llamó a los insubordinados a deponer su actitud.

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.