Los oscuros intereses detrás de la intentona

La causa real para derrocar al Gobierno democrático de Ecuador es la política soberana y de dignidad emprendida por Rafael Correa, aseguró Edgar Ponce Iturriaga, embajador de la nación andina en Cuba

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

La Ley Orgánica del Servicio Público, recientemente aprobada por la Asamblea Nacional, que busca la igualdad social y retira, entre otras prebendas, las condecoraciones con reconocimiento económico como parte de los ajustes que viene realizando el Gobierno ecuatoriano, fue solo el pretexto de los policías alzados contra la Revolución Ciudadana impulsada por el presidente Rafael Correa en la nación andina. Detrás de ello se esconden «intereses oscuros» asociados a la oligarquía nacional.

Así lo manifestó este jueves, Edgar Ponce Iturriaga, embajador de Ecuador en Cuba, en conferencia de prensa cuando todavía el Presidente no había sido rescatado, para condenar el intento de golpe de Estado en su país y exhortar a las Fuerzas Armadas a derrocar la componenda.

El diplomático explicó que la ley en cuestión no significa una agresión a los intereses de los gendarmes del orden, pues el Gobierno de Correa ha logrado elevar los sueldos de los policías y militares.

Destacó que solucionar los desentendidos implicaba un diálogo abierto y la comunicación, pero nunca proceder de la manera violenta en que lo hicieron los grupos policiales que secuestraron al Presidente y a un Gobierno democrático elegido por la mayoría de los ecuatorianos en las urnas.

Explicó que esas acciones violentas no responden a la voluntad de los sectores populares, sino que realmente se intentó llevar adelante un zarpazo que fue repudiado en las calles por la gran mayoría de los ecuatorianos.

El Embajador aseveró que el problema de fondo es la política soberana y de dignidad, que va contra el imperialismo y ha rescatado el orgullo de los ecuatorianos, emprendida por Rafael Correa: «un Presidente consecuente que ha demostrado con su ejemplo que al país hay que manejarlo con el corazón ardiente, con las manos limpias y la mente lúcida».

«Esta intentona pretende neutralizar el avance victorioso de las fuerzas progresistas de América Latina», sentenció el diplomático al recordar el zarpazo contra el Gobierno legítimo de Manuel Zelaya, en Honduras, asestado por la oligarquía nacional con las botas del ejército y perfectamente engarzado con intereses económicos extranjeros; así como los intentos por derrocar al Gobierno de Hugo Chávez en 2002, o los recientes planes por asesinar al jefe de Estado boliviano Evo Morales.

No van a cesar los intentos de tumbar Gobiernos progresistas, aseguró Ponce Iturriaga, quien recalcó que por ello la sociedad debe estar cada vez más organizada para enfrentarlos. Al respecto, destacó el patriotismo de los miles de ecuatorianos que se lanzaron a las calles a defender la Revolución Ciudadana.

El pueblo está consciente de que nuestro Gobierno hay que defenderlo en las calles. No es un Gobierno impuesto ni producto del azar, sino de la voluntad soberana del pueblo ecuatoriano, comentó el diplomático.

Ponce Iturriaga también destacó la condena de los embajadores del Grupo Latinoamericano y del Caribe (GRULAC) contra «la intentona de golpe» y en defensa de un Gobierno democrático.

Igualmente, el diplomático expresó su «profundo reconocimiento» a las declaraciones del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, al denunciar los intentos de golpe de Estado en Ecuador; así como la de líderes como el presidente nicaragüense Daniel Ortega.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.