Comenzó con éxito rescate de mineros chilenos

El primero pisó la superficie la noche del martes. Se calcula que el último de los 33 hombres atrapados vea la luz del sol en el transcurso del día de hoy

Autor:

Juventud Rebelde

COPIAPÓ, octubre 12.— Una sirena de victoria, numerosas banderas de Chile, fogatas encendidas por los familiares apostados durante horas y días en las afueras de la mina San José, y telas con mensajes de ánimo dieron la bienvenida a Florencio Ávalos, el primero de los 33 mineros rescatados después de pasar 69 días bajo tierra.

El ajuste de los detalles finales del operativo de evacuación comenzaron este martes cuando no se había puesto el sol, y ya se acercaba la medianoche al asomar el rostro  Ávalos, al abrirse la cápsula Fénix Dos y depositarlo en la superficie, donde su pequeño hijo lo recibió entre llantos. Lo saludaron los vítores y aplausos de los presentes, encabezados por sus familiares y el presidente Sebastián Piñera, quien se mantuvo toda la jornada al tanto de los acontecimientos, así como el ministro de Minería, Laurence Golborne.

A las 23 y 18 horas de Chile, luego de dos pruebas al vacío, el rescatista Manuel González, de la empresa CODELCO, fue el primer hombre en descender a bordo de la cápsula enrejada, que elaboraron las Fuerzas Armadas de Chile y la NASA de Estados Unidos, en una bajada que se realizó a una velocidad de poco menos de un metro por minuto. Su misión era valorar la situación abajo y corroborar o cambiar el orden prestablecido de ascenso de los mineros: primero, los más hábiles, después los mas enfermos, y al final los más fuertes y con mejor salud.

Con aplausos, abrazos, estrechones de mano y una bandera nacional, los mineros recibieron a González, como lo mostraron las cámaras de televisión instaladas para seguir punto a punto cada paso del rescate, y que permitieron que la cadena Telesur, entre otros medios, transmitiera esos momentos.

Como estaba previsto, Ávalos fue el primero y González lo ayudó a instalarse dentro de la cápsula, que inició el ascenso sin dificultades luego de los abrazos de despedida,   y las expectativas de sus compañeros.

Cada ascenso a través del ducto, en un túnel abierto a lo largo de 620 metros de profundidad hasta donde están los mineros, dura unos 15 o 16 minutos, y la subida es uno a uno, por lo cual la expectativa era que todo el proceso de rescate consumiera un día y medio, de modo que concluiría hoy.

Un hospital de campaña esperaba a los mineros a la salida de la mina para darles las primeras atenciones, aunque después todos serían trasladados a un centro médico donde les aguardaba personal especializado, reportó Telesur.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.