Demócratas estadounidenses buscan apoyo a iniciativa migratoria

La idea permitiría a ciertos estudiantes universitarios que son indocumentados obtener papeles migratorios y ayuda gubernamental, y de ser aprobada, reafirmaría el criterio de los que impulsan un cambio del código por partes

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, noviembre 19.—Legisladores demócratas estadounidenses buscan apoyo a una iniciativa migratoria conocida como Dream Act, la cual beneficiaría a miles de estudiantes indocumentados y que es rechazada por la oposición republicana, según PL.

Luego de iniciarse la etapa final del 111 Congreso, la agrupación identificada con el color azul incrementó el trabajo que dé luz verde a la norma, pero aún no se vislumbra un avance determinante que permita conseguir los votos pese a gestiones de decenas de jóvenes que deambulan a diario por los pasillos y oficinas del legislativo.

La idea permitiría a ciertos tipos de estudiantes universitarios que son indocumentados obtener papeles migratorios y ayuda gubernamental, y de ser aprobada, reafirmaría el criterio de los que impulsan un cambio del código por partes.

Según declaró a medios de prensa José Parra, vocero del líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, demócrata por Nevada, se puede esperar un voto a partir del 24 de noviembre, luego del receso del Día de Acción de Gracias.

Para llevar el texto a debate Reid tendría que poner en la agenda del legislativo una moción de cierre del debate y según fuentes del medio, ese paso carece de los 60 votos para salir adelante.

Algunas figuras republicanas que antes apoyaban el plan ahora le dieron la espalda, entre ellos la senadora Kay Bailey Hutchison (republicana por Texas), quien la apoyó en 1976 pero en la actualidad está renuente a comprometerse al igual que su colega de partido, el senador John McCain.

Este martes el presidente Barack Obama instó al Senado a que apruebe la iniciativa este año, lo que otorgaría a algunos jóvenes indocumentados la posibilidad de convertirse en residentes legales del país.

Luego de reunirse con líderes del Grupo Hispano en el Congreso, el mandatario abogó por la propuesta de que algunos jóvenes nacidos en el extranjero se puedan convertir en residentes legales del país después de pasar dos años en la universidad o en las fuerzas armadas de Estados Unidos.

La medida se aplicaría a aquellos que tenían menos de 16 años cuando arribaron a Estados Unidos, hayan vivido en el país al menos cinco años y tengan un diploma de alguna secundaria estadounidense o su equivalente.

La Casa Blanca indicó en un comunicado que el presidente espera que los republicanos en el Congreso colaboren con sus colegas demócratas para no sólo reforzar la frontera del país, sino para restaurar un sistema de inmigración que ya no funciona.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.