Colombia decretará estado de calamidad nacional por nefasto impacto del invierno

Hasta el momento los socorristas recuperaron 30 cadáveres y se estima que aún queden 94 personas bajo los escombros

 

Autor:

Juventud Rebelde

BOGOTÁ, diciembre 7.—El Gobierno colombiano decretará este martes el estado de calamidad nacional por el nefasto impacto del invierno en el país, con saldo hasta el momento de 194 personas muertas, 248 heridas y 143 desaparecidas, según PL.

Acorde con medios de prensa locales, el presidente Juan Manuel Santos anunciará las medidas desde la localidad de Bello, en el departamento de Antioquia, de orden económico, social y ejecutivo que se tomarán para ayudar a los dos millones de damnificados.

En esa zona se registró la peor tragedia en el país provocada por las fuertes lluvias asociadas al invierno que caen sobre el territorio nacional, cuando el pasado domingo un alud de tierra sepultó a más de un centenar de personas.

Hasta el momento los socorristas recuperaron 30 cadáveres y se estima que aún queden 94 personas bajo los escombros, lodo, rocas y barro.

En tanto, el ministro de Interior y Justicia, Germán Vargas Lleras, señaló que desde la cartera a su cargo se atenderá a partir de este martes todas las emergencias que se presenten en el país por causa del invierno.

Vargas Lleras consideró que una declaratoria de estado de emergencia social es el adecuado, debido a la magnitud de las afectaciones provocadas por las lluvias.

Con ello el Gobierno nacional tendrá facultades extraordinarias para pedir préstamos en el extranjero y ordenar el aumento o la creación de impuestos temporales, a fin de recaudar al menos cuatro billones de pesos (más de dos mil 100 millones de dólares) que se necesitan para atender a las víctimas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.